Cultura Orgánica
26 de mayo del 2017
México
1 2 3 4 5
 Algodón convencional vs. Algodón orgánico
ALGODÓN CONVENCIONAL: Uso intensivo del Suelo:  Las plantaciones de algodón convencional repr...
Rescata investigador chiapaneco 28 de los 48 colores del algodón
Los cultivan 100 familias en Oaxaca y Chiapas con fines comerciales, señala el experto Julio Cé...
Robinson Peña de La Fuente: El Top One de Las Frambuesas Orgánicas Del Mundo
Bastante sinuoso ha sido el camino que ha debido recorrer este coihuecano de corazón para llegar a...
El mercado de algodón orgánico
Segmentos de mercado -Algodón orgánico:una oportunidad para el comercio Historia de la producci...
Estudio de la influencia de la aplicación de biofertilizantes y abonos orgánicos fermentados tipo “Bocashi” (3a y última parte)
Estudio de la influencia de la aplicación de biofertilizantes y abonos orgánicos fermentados tipo “Bocashi” (3a y última parte)
En en bancal 5 se obtienen valores inferiores al bancal 4, pese a ser misma combinación de bocashi y biofertilizante. PUERRO DESARROLLO DEL CULTIVOS Inicialmente se procedió a realizar el cultivo en tierra descubierta. Se observó mucho stress en la planta. El acolchado del cultivo con paja (mulching), mejoró el aspecto de la planta. No se observan enfermedades ni en la planta ni en el fruto. Planta vigorosa y con buen aspecto durante el ciclo. Disc...
Estudio de la influencia de la aplicación de biofertilizantes y abonos orgánicos fermentados tipo “Bocashi” (3a y última parte)
En en bancal 5 se obtienen valores inferiores al bancal 4, pese a ser misma combinación de bocashi ...
 Algodón convencional vs. Algodón orgánico
ALGODÓN CONVENCIONAL: Uso intensivo del Suelo:  Las plantaciones de algodón convencional repr...
Rescata investigador chiapaneco 28 de los 48 colores del algodón
Los cultivan 100 familias en Oaxaca y Chiapas con fines comerciales, señala el experto Julio Cé...
Robinson Peña de La Fuente: El Top One de Las Frambuesas Orgánicas Del Mundo
Bastante sinuoso ha sido el camino que ha debido recorrer este coihuecano de corazón para llegar a...
El mercado de algodón orgánico
El mercado de algodón orgánico
Segmentos de mercado -Algodón orgánico:una oportunidad para el comercio Historia de la producción de algodón orgánico La producción y el consumo de algodón orgánico certificado data de comienzos del decenio de 1990, cuando algunos pioneros de los Estados Unidos y Turquía comenzaron a crear mercados para el algodón producido de acuerdo con la alternancia de cultivos en explotaciones agrícolas certificadas como orgánicas. Los primeros productos textile...
Estudio de la influencia de la aplicación de biofertilizantes y abonos orgánicos fermentados tipo “Bocashi” (3a y última parte)
En en bancal 5 se obtienen valores inferiores al bancal 4, pese a ser misma combinación de bocashi ...
 Algodón convencional vs. Algodón orgánico
ALGODÓN CONVENCIONAL: Uso intensivo del Suelo:  Las plantaciones de algodón convencional repr...
Rescata investigador chiapaneco 28 de los 48 colores del algodón
Los cultivan 100 familias en Oaxaca y Chiapas con fines comerciales, señala el experto Julio Cé...
El mercado de algodón orgánico
Segmentos de mercado -Algodón orgánico:una oportunidad para el comercio Historia de la producci...
Robinson Peña de La Fuente: El Top One de Las Frambuesas Orgánicas Del Mundo
Robinson Peña de La Fuente: El Top One de Las Frambuesas Orgánicas Del Mundo
Bastante sinuoso ha sido el camino que ha debido recorrer este coihuecano de corazón para llegar a convertirse en uno de los productores y exportadores de frutos orgánicos más relevantes del mercado nacional y mundial. En una amena y franca conversación nos contó su historia, sus vivencias y de cómo está logrando cumplir cada una de las metas que se propuso de niño, mientras cultivaba la tierra soñando con un futuro mejor para él y su familia.Desde el ...
Estudio de la influencia de la aplicación de biofertilizantes y abonos orgánicos fermentados tipo “Bocashi” (3a y última parte)
En en bancal 5 se obtienen valores inferiores al bancal 4, pese a ser misma combinación de bocashi ...
 Algodón convencional vs. Algodón orgánico
ALGODÓN CONVENCIONAL: Uso intensivo del Suelo:  Las plantaciones de algodón convencional repr...
Robinson Peña de La Fuente: El Top One de Las Frambuesas Orgánicas Del Mundo
Bastante sinuoso ha sido el camino que ha debido recorrer este coihuecano de corazón para llegar a...
El mercado de algodón orgánico
Segmentos de mercado -Algodón orgánico:una oportunidad para el comercio Historia de la producci...
Rescata investigador chiapaneco 28 de los 48 colores del algodón
Rescata investigador chiapaneco 28 de los 48 colores del algodón
Los cultivan 100 familias en Oaxaca y Chiapas con fines comerciales, señala el experto Julio César Domínguez, quien encabeza el proyecto, también trabajará con Perú en el registro de las especies endémicas, con la finalidad de protegerlas de Monsanto El investigador chiapaneco Julio César Domínguez Díaz rescató para uso comercial e industrial 28 de los 48 colores de algodón perdidos desde hace muchos años para esos fines, mediante el cultivo de m...
Estudio de la influencia de la aplicación de biofertilizantes y abonos orgánicos fermentados tipo “Bocashi” (3a y última parte)
En en bancal 5 se obtienen valores inferiores al bancal 4, pese a ser misma combinación de bocashi ...
Rescata investigador chiapaneco 28 de los 48 colores del algodón
Los cultivan 100 familias en Oaxaca y Chiapas con fines comerciales, señala el experto Julio Cé...
Robinson Peña de La Fuente: El Top One de Las Frambuesas Orgánicas Del Mundo
Bastante sinuoso ha sido el camino que ha debido recorrer este coihuecano de corazón para llegar a...
El mercado de algodón orgánico
Segmentos de mercado -Algodón orgánico:una oportunidad para el comercio Historia de la producci...
 Algodón convencional vs. Algodón orgánico
 Algodón convencional vs. Algodón orgánico
ALGODÓN CONVENCIONAL: Uso intensivo del Suelo:  Las plantaciones de algodón convencional representan más o menos, un 3% de la superficie cultivada del planeta. En el caso del algodón convencional, hablando de nivel económico es muy devastador en algunos casos, pues las semillas transgénicas no se reproducen como todas las demás semillas, obligando a los agricultores a comprar a las empresas productoras cada año de nuevo semillas y más pesticidas que es...

Recientes

Estudio de la influencia de la aplicación de biofertilizantes y abonos orgánicos fermentados tipo “Bocashi” (3a y última parte)

En en bancal 5 se obtienen valores inferiores al bancal 4, pese a ser misma combinación de bocashi y biofertilizante. PUERRO DESARROLLO DEL CULTIVOS Inicialmente se procedió a realizar el cultivo en tierra descubierta. Se observó mucho stress en la planta. El acolchado del cultivo con paja (mulching), mejoró el aspecto de la planta. No se observan enfermedades ni en la planta ni en el fruto. Planta vigorosa y con buen aspecto durante el ciclo. Discusión En el ensayo podemos observar respecto al peso del fruto obtenido: La producción aumenta ligeramente respecto al bancal testigo (1) tanto al añadir bocashi(2) como biofertilizante (3). La combinación de bocashi y biofertilizante obtiene los mejores resultados (4 y 5). CALABACIN CALABAZA DESARROLLO DEL CULTIVOS Inicialmente se procedió a realizar el cultivo en tierra descubierta. Se observó mucho stress en la planta. El acolchado del cultivo con paja (mulching), mejoró el aspecto de la planta. No se observan enfermedades ni en la planta ni en el fruto. Planta vigorosa y con buen aspecto durante el ciclo. Discusión En el ensayo podemos observar respecto al peso del fruto obtenido: La producción aumenta ligeramente respecto al bancal testigo (1) tanto al añadir bocashi(2) como biofertilizante (3). La combinación de bocashi y biofertilizante obtiene los mejores resultados (4) DESARROLLO DEL CULTIVOS Inicialmente se procedió a realizar el cultivo en tierra descubierta. Se observó mucho stress en la planta. El acolchado del cultivo con paja (mulching), mejoró el aspecto de la planta. Aparecen ciertas pudriciones en un porcentaje (cualitativo) entorno al 25% Discusión En el ensayo podemos observar respecto al peso del fruto obtenido: La producción aumenta ligeramente respecto al bancal testigo (1) tanto al añadir bocashi(2) como biofertilizante (3). La combinación de bocashi y biofertilizante obtiene los mejores resultados (4) DESARROLLO DEL CULTIVOS Inicialmente se procedió a realizar el cultivo en tierra descubierta. Se observó mucho stress en la planta. El acolchado del cultivo con paja (mulching), mejoró el aspecto de la planta. No se observan enfermedades ni en la planta ni en el fruto. Planta vigorosa y con buen aspecto durante el ciclo. Discusión En el ensayo podemos observar respecto al peso del fruto obtenido: La producción aumenta ligeramente respecto al bancal testigo (1) tanto al añadir bocashi(2) como biofertilizante (3). La combinación de bocashi y biofertilizante obtiene los mejores resultados (4) SUELOS Para el estudio de la evolución del suelo en función de las aplicaciones realizadas, se realizará tanto de una manera cuantitativa por medio del análisis de los resultados de la analítica físico-química solicitada al laboratorio de Fraisoro, como por medio de un análisis cualitativo por medio de la técnica de cromatografía circular plana sobre papel. Análisis cuantitativo A nivel de los análisis de suelo, no se observa evolución del mismo a través de la técnica de la cromatografía, sin embargo la analítica cuantitativa enviada a Fraisoro para su análisis y comparación, indica que aumentan los niveles de fósforo y potasio, así como ligeramente el de materia orgánica. Análisis cualitativo Para este análisis, nos basamos en la metodología desarrollada por E.F Pfeiffer (1984), revisada por M.M. Kononova (1982) y actualizada por J. Restrepo (2011) denominada cromatografía circular plana sobre papel. Para ello, tomamos una muestra de suelo para realizar su correspondiente cromatografía el 29/6/15 (fotografía que aparece siempre a la izquierda en la comparativa) y realizamos otra nueva para realizar la evolución del suelo el 25/10/15. Se han tomado muestras de suelo de cada uno de los bancales objeto de esta investigación, que son los que se muestran a continuación. También se han realizado muestreos del resto de hojas de la finca el 15/6/2015 que serán comparados con las cromatografías que se realicen a partir de 2016 y que se documentan en el apartado de Anexos. Discusión En todos los casos, no se observan diferencias entre las cromatografías realizadas el 29/6/15 con las realizadas el 25/10/15, ni tampoco se observan diferencias entre el bancal 1 (testigo) con el resto bancales. De la interpretación tanto de las cromatografías de suelo como de su evolución en el tiempo, se interpreta el suelo de la finca objeto de estudio, como un suelo con poca estructura y poco aireado, con baja diversidad mineral asimilable para la planta y un nivel de materia orgánica bajo con apenas disponibilidad de sustancias húmicas. Se observa muy baja actividad y diversidad biológica en todas las cromatografías realizadas. CONCLUSIONES GENERALES En agricultura, es imposible hacer estudios del impacto de los insumos en base a un ciclo de cultivo. Cualquier conclusión descrita en este documento responde a la valoración del primer ciclo y deberá validarse con resultados en ciclos posteriores . El uso de insumos orgánicos puede hipotéticamente tener diferentes impactos. La tabla siguiente muestra los impactos potenciales del manejo propuesto en los ensayos. Que el manejo orgánico propuesto mejore suelo y planta/cosecha Que el manejo orgánico propuesto mejore suelo y no se aprecie o empeore el resultado de la planta/cosecha Que el manejo orgánico propuesto empeore el suelo y mejore el resultado de planta/cosecha Que el manejo orgánico propuesto empeore el suelo y planta/cosecha Según lo observado se concluye que: Los bancales y las plantas sometida a la aplicación de Bocashi o Biofertilizante, muestran un desarrollo similar o superior al manejo convencional en la parcela testigo. Esto se ve reflejado en los resultados en planta o en fruto en algunos casos como en pimiento y tomate y que la combinación Bocashi + Biofertilizante (bancal 4), produce incrementos notables en la producción de fruto. La aplicación de Bocashi y Biofertilizante no empeora en ningún caso la condición del suelo o el cultivo. Según los indicadores observados se entiende que el escenarios más probables es el 3. Nos queda claro que, aún siendo enriquecedora, una experiencia a un ciclo de cultivo puede arrojar datos que nos lleven a conclusiones erróneas. Un estudio a mas largo plazo años es necesario para definir mejor los beneficios reales y cuantificables del manejo orgánico. CO

Leer nota completa

 Algodón convencional vs. Algodón orgánico

ALGODÓN CONVENCIONAL: Uso intensivo del Suelo:  Las plantaciones de algodón convencional representan más o menos, un 3% de la superficie cultivada del planeta. En el caso del algodón convencional, hablando de nivel económico es muy devastador en algunos casos, pues las semillas transgénicas no se reproducen como todas las demás semillas, obligando a los agricultores a comprar a las empresas productoras cada año de nuevo semillas y más pesticidas que es un desembolso enorme de dinero sobre todo si las cosechas no han ido bien. Huella Hídrica:  El consumo mundial de algodón se estima que es el responsable de un 2,6 por ciento del consumo mundial de agua, este impacto se nota en el país en el que se ha producido, no en el que se consume el producto. Como es el caso de la historia del Mar de Aral en Uzbekistán que se ha reducido al 15% aumentando su salinidad en casi un 600% y todos los peces nativos han desaparecido de sus aguas. Más de 40.000 km2 del fondo del mar se encuentran ahora expuestos; las actividades comerciales relacionadas con la pesca se encuentran paradas desde hace mucho tiempo y la población cercana presenta una incidencia elevada de ciertas formas de cáncer y enfermedades pulmonares, entre otras patologías. Biodiversidad:  Medioambientalmente, los plaguicidas usados en los monocultivos de algodón en todo el mundo son capaces de causar todo tipo de estragos en los hábitats y a su flora y fauna. Tóxicos y Medio Ambiente:   El 25% de los pesticidas y fertilizantes usados en el mundo son rociados en los campos de algodón convencional, a pesar que estos campos tan sólo ocupan el 3% de las tierras agrícolas de todo el mundo. Además de la contaminación, la absorción excesiva de CO2 de la atmósfera está provocando la acidificación de los océanos, que se cierne como una gran amenaza para las comunidades de arrecifes de coral y mariscos.      Tóxicos y Salud:   El 70% de los desecho industriales sin tratar en los países en desarrollo se disponen directamente en el agua contaminando sus suministros de agua potable existente y prolongando enfermedades infecciosas. La insalubridad del agua provoca al año 2,2 millones de muertes, de los cuales medio millón de niños es menor de cinco años. (OMS y UNICEF, 2000).   Residuos:   Las montañas de ropa de poliéster sintético y algodón entre otros, terminan en basureros, principalmente africanos, donde no se descomponen en las aguas estancadas provocando la aparición de nuevas enfermedades y variedades de malaria mortales. Esta basura se arroja a un agujero en el suelo o si tenemos mala suerte primero se incinera. Ambos métodos contaminan el suelo, el aire, el agua; al incinerar la basura todos los tóxicos se liberan al aire y se generan nuevos tóxicos que son las dioxinas. Consumo de Energía:   Se estima que el 10% de emisiones de CO2 globales provienen de la industria textil. En la fabricación de textiles y ropa se necesitan numerosas intervenciones (hilado, tejido, teñido, estampado, corte, confección y acabado) que requieren mucha energía para transformar los recursos naturales en productos, por ejemplo para generar electricidad para el calentamiento de agua y aire en el lavado o en el suministro de combustible para la maquinaria agrícola. Además las materias, fibras y prendas viajan a menudo por todo el mundo; algunas de nuestras prendas han dado la vuelta al mundo un par de veces hasta llegar a las tiendas con las consecuentes emisiones de CO2 en cada viaje. Social:   La mayoría de las empresas textiles actualmente subcontratan toda o parte de la producción en lugares donde los costos de producción son inferiores. En estos países, el derecho de los trabajadores es suprimido para expresar sus preocupaciones ante las negociaciones. Las consecuencias de este planteamiento del comercio textil son: explotación laboral principalmente en mujeres, explotación infantil, no prevención de riesgos laborales. En definitiva, en esta cadena, los Derechos Humanos Laborales están siendo violados sistemáticamente en países donde las legislaciones son más flexibles o inexistentes. Como consecuencia de estas decisiones se genera desempleo en los países de primer mundo desvalorando al pequeño productor, a los nuevos diseñadores, dando importancia a las grandes empresas que siguen siendo las que gobiernan el mercado con sus precios bajos, ofreciendo un producto de baja calidad, de corta vida, pero que al final de cuenta el consumidor sigue escogiendo. ALGODÓN ORGÁNICO: El algodón ecológico u orgánico, es el algodón que se cultiva siguiendo unas normas de cultivo sin uso pesticidas, controlando los insectos con repelentes naturales, rotación de cultivo y usando como base una semilla natural resistente a plagas. (No transgénica). Las consecuencias del cultivo de algodón ecológico son el respeto de la biodiversidad del terreno donde se cultiva fomentando así la fertilidad para futuros cultivos, el respeto por la salud de los trabajadores y las personas que usarán dichos productos; también se fomentan las pequeñas economías locales ayudando así a los campesinos a ser más sostenibles con sus propias vidas.             El algodón orgánico es mucho más suave que el algodón convencional, permite a la piel una mayor ventilación y respiración. Además, se siente bien el saber que al usar productos de algodón orgánico estás contribuyendo al cuidado de las personas y del Planeta en general. El algodón orgánico sólo utiliza productos naturales reportando beneficios a los productos, al medio ambiente y al consumidor. Beneficios para los productores: no es tóxico, de esta manera preserva la salud de los productores perjudicados por la inhalación y contacto con productos químicos comúnmente utilizados en la agricultura convencional. Beneficios para el medio ambiente: la ausencia de plaguicidas y el uso de algodón no modificado genéticamente (no transgénico) permite un mayor respecto por lo recursos naturales y el ecosistema           Beneficios para el consumidor: el uso de algodón orgánico evita alergias relacionadas con el uso indebido de productos químicos. La ausencia de residuos tóxicos, influye en que sea más suave y beneficioso para la piel. “Cada vez que usamos un producto orgánico certificado, sumamos un valor añadido, un compromiso social y medioambiental. Estamos apostando por un mundo un poco más limpio y seguro, y estamos ayudando al Planeta, como así también cuidamos a nuestras familias, a los niños y a las generaciones venideras.”. CO

Leer nota completa

Rescata investigador chiapaneco 28 de los 48 colores del algodón

Los cultivan 100 familias en Oaxaca y Chiapas con fines comerciales, señala el experto Julio César Domínguez, quien encabeza el proyecto, también trabajará con Perú en el registro de las especies endémicas, con la finalidad de protegerlas de Monsanto El investigador chiapaneco Julio César Domínguez Díaz rescató para uso comercial e industrial 28 de los 48 colores de algodón perdidos desde hace muchos años para esos fines, mediante el cultivo de más de 200 hectáreas en Oaxaca y Chiapas. En México antes de la Colonia había 48 tonos de verde, rojo, café y gris, así como la gama de coyuchis (color de lomo de coyote, según del náhuatl antiguo). Prácticamente desaparecieron, pues sólo eran utilizados en rituales, señaló en entrevista. El también historiador aseguró que mediante el Corporativo Julio Domínguez, encabezado por el académico, se dieron a la tarea de rescatar los 28 colores del algodón que tiene la ventaja de ser orgánico. El siguiente paso es exportarlo a Alemania. Comentó que desde hace 25 años comenzó la lucha por conseguir este sueño. Para hacerlo realidad buscó el respaldo de las autoridades de Chiapas. Aunque inicialmente a ningún gobierno le interesó apoyar con créditos a los productores, hace tres años se creó un programa en Oaxaca que llevó a una alianza entre el corporativo y la delegación de la Secretaría de Economía en la entidad. Por medio de un acuerdo se entregaron créditos a 100 familias, comandadas por mujeres para la siembra del algodón en la costa de ese estado. Nosotros damos la semilla y el gobierno un crédito para un paquete productivo, a fin de que se siembre. Posteriormente, compramos la cosecha a las 100 familias. Uso ritual Domínguez Díaz recordó que hace muchos años en Chiapas y otros estados del país se cultivó la fibra sólo para uso ritual, “es el caso de los mixes de la Sierra y los pueblos de la Costa Chica y Grande de Oaxaca y Guerrero. Desapareció y apareció en Guatemala, luego en Perú, así como en Pantelhó y Venustiano Carranza, Chiapas, donde también se siembra para ese uso. “Aunque –aclaró– para uso ritual siempre ha estado disponible; no desapareció, pero comercialmente se acabó, tanto que las variedades se quedaron totalmente criollas sin alcanzar los tamaños que con el mejoramiento obtuvo el blanco.” Señaló que en Oaxaca –donde ya se producen hilo, textiles y mezclilla terminada– se han creado empleos para 225 familias que cultivan 156 hectáreas de algodón orgánico que el Corporativo Julio Domínguez les compra a precio de garantía, esto es según como amanece en la Bolsa de Valores de Nueva York. Otra parte de la producción, añadió, se lleva a Oaxaca y se desfibra en Nochixtlán, donde se hace el hilo, lo que ha generado empleo para cerca de 60 familias. Señaló que en el municipio de Cintalapa, Chiapas, se tiene un campo experimental de 55 hectáreas que se trabaja en conjunto con la Universidad Narro, para sembrar 3 mil hectáreas y hacer de ese valle una región de algodones endémicos orgánicos. Armando Rodríguez García, rector de esa institución y profesor de carrera de ingeniería en ciencias agrarias, explicó que de algunos colores sólo tenían dos o tres semillas que ya se reprodujeron y son investigadas para su caracterización. Domínguez comentó que el algodón de colores se perdió en México durante la Colonia, debido a que se creía que sólo lo blanco tenía valor; fue un modelo de esa época y de la corona española (impuesto) en América para sobajar, reducir la capacidad de pensar, de ser. Señaló que, como parte del proyecto, se firmó un acuerdo con el gobierno y la Universidad de la Molina, de Perú, para el rescate de algodones de colores en ese país y promover la siembra con miras a exportar la cosecha a Alemania. Tenemos un preacuerdo para registrar las variedades México-Perú y evitar que empresas como Monsanto se apoderen del registro de la semilla. La idea es formar una alianza México-Perú con miras a conquistar el mercado europeo con algodón orgánico, aseveró. Ellos viven del algodón pima y han conservado las semillas, pero no han hecho proyectos de extensión de cultivos. Fue a partir de una reunión que tuvimos el año pasado, con el entonces presidente peruano, Ollanta Humala, y funcionarios del Ministerio de Agricultura, que acordamos llevar mi experiencia a ese país y crear un megaproyecto de rescate y registro de semillas endémicas de colores del Perú antiguo, agregó. Sostuvo que sus objetivos son rescatar el algodón endémico de colores y con ello mejorar la calidad de los textiles artesanales con la finalidad de generar un proyecto de desarrollo económico para crear empleos e industrias algodoneras en Chiapas y Oaxaca, una buena alternativa para estas entidades con altos índices de pobreza. CO

Leer nota completa

Más leídos

Centroamérica unifica reglas para la agricultura orgánica

Los países centroamericanos y República Dominicana acordaron unificar las normas para regular la agricultura orgánica, luego de tres años de negociación. De esa manera se garantiza a los consumidores a la calidad y seguridad de que los productos calificados como tales realmente se cultivaron con las reglas exigidas en ese tipo de actividad. Costa rica se convirtió en el principal impulsor de esta unificación, por que es uno de los países que tiene más desarrollo en el campo, según un comunicado del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). El esquema nacional está organizado alrededor del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), el cual cobija el programa Nacional de Agricultura Orgánica. En ese programa se inscriben las agencias privadas encargadas de acreditar las fincas orgánicas. La normativa regional acordada se basa en las reglas para este campo del Codex Alimentarius, un acuerdo internacional aceptado por gran cantidad de países. Además, eso permite cumplir con la adoptado en la Organización Mundial del Comercio (OMC). De esa manera, las reglas se adaptan a los requisitos de otro gran cantidad de países, declaró el Programa Nacional de Agricultura Orgánica. Seguridad. La iniciativa regional unifica no solo las normas, si no también el sistema de control que aplica cada país, lo cual brinda seguridad a los consumidores, resaltó Elizabeth Ramírez, jefa de Vigilancia y Control de Plagas del SFE y encargada del Programa Nacional de Agricultura Orgánica. El reglamento acordado, agregó, incluye todos los parámetros necesarios para que quien se acredite realmente sea un productor orgánico. “Las normas de producción contienen lo que se requiere para producir alimentos certificados (de origen animal o vegetal). Dicen qué se permite y qué no se permite”, declaro Ramírez. Las reglas quedan claras en cuanto al etiquetado de productos, los sistemas mínimos de control que deben existir, los aditivos o fertilizantes permitidos, el manejo de los productos posterior a la cosecha: es decir, los principios generales que rigen la agricultura orgánica explico la funcionaría. Al iniciar el proyecto de unificación regional en este campo, se encontraron con el problema de que en algunos países no siquiera existía un ente oficial o autoridad competente para controlar la normatividad y su aplicación adecuada. La situación hace cinco años era más complicada, pues algunas de la naciones ni siquiera contaban con regulaciones. Quienes actualmente no tienen autoridad competente, ya están en el proceso de establecerla, pues solo de esa manera cumplen con el reglamento regional acordado. Ramírez, empero, reconoció que faltan recursos en algunos de los países de la región, para elevar estándares. Añadió que todos se comprometieron a homologar en la práctica lo que sea posible.CO.

Leer nota completa

Crece el mercado orgánico en China

Una nueva investigación de Mintel sobre estilos de vida de consumo en China revela que, debido a los escándalos alimentarios sucedidos en 2011, se ha beneficiado el sector de la alimentación ecológica y un 80% de la población urbana china están dispuestos a pagar más por alimentos orgánicos. Sin embargo, se mantienen las barreras de entrada al mercado chino según denuncian las empresas orgánicas australianas que exportan productos a la China, en especial la necesidad de cumplir los nuevos estándares chinos de agricultura ecológica a partir del 2012. Mintel afirma que parece que los consumidores chinos están comprando más productos orgánicos y, en la actualidad, el 56% de los consumidores de zonas urbanas afirman haber aumentado su gasto en productos ecológicos. Más de la mitad (56%) afirmaron haber comprado alimentos frescos el último año y más de uno de cada cinco (22%) compró algún congelado. Las principales categorías de productos orgánicos consumidos en China son: leche fresca (comprado en un 37% de los consumidores urbanos chinos), el aceite de cocina (35%), carne de cerdo (33%), carne de vacuno (26%) y pollo (26%). El canal de compra más común son los supermercados (75%) seguido de los hipermercados con un 51% de las ventas. Paul French, jefe de estrategia de mercado en China de Mintel, dice: "El hecho de que los consumidores chinos afirmen haber aumentado su gasto en productos orgánicos indica una creciente toma de conciencia ecológica como un posible medio de autoprotección." Sin embargo, alrededor del 87% también está dispuesto a gastar más en alimentos etiquetados como "todo natural". En los últimos cinco años, la industria china de supermercados ha estado creciendo con una tasa anual del 15.4% alcanzando 131 mil millones de dólares, según un informe de IBISWorld de noviembre de 2012, impulsado por el programa del gobierno para establecer una red nacional rural minorista y fuertes alzas en el poder adquisitivo de los consumidores. IBISWorld afirma que la industria china de supermercado está muy fragmentada. Las cuatro cadenas principales - China Resources Enterprise, Walmart, Carrefour y China RT-Mart - representó el 35,9% de la recaudación total de la industria en 2012, un porcentaje mucho más bajo que en los países desarrollados como Australia y los EE.UU.. La nueva normativa china de certificación orgánica entró en vigor el 1 de julio de 2012, y todos los productos deben etiquetarse con el sello orgánico de China, el nombre de su organismo de certificación y el código de 17 dígitos registrado en la Administración Nacional de Certificación China CNCA, de manera que los consumidores puedan seguir la autenticidad de un producto orgánico. China ya no se limita a certificar miel y bayas de goji y obliga a eliminar la referencia a la agricultura ecológica a cualquier producto importado si no se recertifica con la nueva normativa china. ecoticias.com/BFA Biological Farmers of Australia. CO.

Leer nota completa

Comida orgánica se apodera de Nueva York

Según cifras de GrowNYC, las ganancias de los green markets han aumentado: mientras en el 2005 fueron 1,000 dólares, en el 2014 llegaron a los 890,000 dólares. Pasó que Nueva York se ha vuelto verde. Fue poniéndose verde de a poco, pero ahora ya está verde completo. Los green markets (“mercados verdes”) comenzaron en 1976 en la ciudad para promover la agricultura local y asegurar que los habitantes de la ciudad accedieran a productos frescos y saludables. De los 12 agricultores que partieron pasaron hoy a 230 granjas familiares en más de 50 mercados que se instalan en distintos barrios de Nueva York cada semana a vender sus cosechas o productos artesanales. Laura MacDonald, de GrowNYC, institución a cargo de los mercados verdes, dice: “Lo que buscamos es que los neoyorquinos tengan asegurado un ambiente limpio para ellos y las futuras generaciones. Por eso a través de nuestra experiencia con los green markets hemos impulsado campañas de reciclaje de alimentos y textiles, creación de huertas y jardines en escuelas y programas educacionales para proveer a los estudiantes de interacciones significativas con el medio ambiente”. “En los años 90 todo se trataba de lo rápido. Lo central era rendir, comer rápido, hacerlo todo a esa velocidad. Ahora, todo se trata de la alimentación sana”, dice John Stoltzfoos en la feria de calle Broadway. John vende pickles, quesos sin pasteurizar, leche, jamones, salames, mantequillas. Era mecánico, pero hace cinco años aceptó la oferta de trabajo de un tío que tenía una granja en Pensilvania. Desde entonces, John hace quesos raw sin pasteurizar, empaca los productos de la granja y sale a venderlos a estos mercados verdes. Todos los días está en una locación diferente de Nueva York. “Diría que la gente tiene más conciencia de su salud que hace 10 años. Les gusta conocer de dónde vienen sus productos y al granjero que cultiva lo que va a comer. Eso genera otra relación con su alimento, otro tipo de confianza”. Una mujer de lentes de marco rojo sostiene un tomate amarillo en la punta de sus dedos. Lo examina atentamente. Tiene dos bolsas de tela en el hombro izquierdo. Una dice: Keep Calm and Be Green. Deborah Curcio, diseñadora de vestuario, viene por lo menos hace 8 años al mercado verde de Fort Green, Brooklyn. “Me gusta comer sano, evitar los productos procesados y escoger mi alimento. Me interesa que lo que le das a tu cuerpo sea bueno y nutritivo”, dice. En el mercado de Union Square, Eric Celis, estadounidense, pero hijo de mexicanos, pesa una bolsa de papas y otra de rabanitos. “Mi padre murió de un ataque al corazón muy joven, a los 57 años. Nunca se cuidó. Tenía sobrepeso, fumaba a veces, tenía el colesterol alto. Eso me enseñó a ser responsable y consciente con mi alimentación”. Patrick Ayroso es relacionista público de una galería de arte en Midtown. Es delgado, lleva una humita amarilla al cuello y jeans. “Compro sólo orgánico. Creo que, además de cuidar mi salud, debo contribuir de algún modo a cuidar el planeta. Lo pasamos a llevar durante muchos años y es hora de respetarlo como se debe”, dice. Alimentación saludable y producida en armonía con el entorno es lo que se busca principalmente en estas ferias. Carolyn Dimitri es economista, experta en marketing de comida orgánica y directora de Estudios Alimentarios en la Universidad de Nueva York. Es una de las personas que más saben del tema de la alimentación orgánica y su cadena productiva en Estados Unidos. Ella cree que, aunque los mercados verdes son un aporte, tienen una deuda pendiente: más productos y productores orgánicos. De los 224 granjeros, sólo 23 tienen certificación orgánica, según cifras de GrowNYC. “Otras regiones del país tienen más desarrollo de lo orgánico que Nueva York. En el mercado de Union Square hay sólo tres o cuatro granjeros orgánicos. Falta educación al respecto. Lo orgánico tiene que ver con lo que se produjo de manera sustentable con el ambiente. Pero hay confusión: mucha gente cree que porque son productores de las afueras de Nueva York y los productos viajaron menos distancia para llegar a ellos, tienen menos huella de carbono. No es así: el transporte genera más gases que la producción. Otras veces la gente cree que lo orgánico no tiene pesticidas, fertilizantes, pero productores orgánicos usan fertilizantes y pesticidas orgánicos. También existe la idea errada de que lo orgánico se produce en granjas pequeñas, familiares. Tienen esa visión de niños corriendo por el campo y un tractor. Sin embargo, puedes tener una gran granja orgánica”. Una asiática enfundada en un delantal cobra tras la caja de un puesto de vegetales y frutas mientras un chico joven cocina en un gran sartén un salteado de verduras a vista y paciencia de los compradores. En el puesto de Lanis Farm, que es de Nueva Jersey y hoy tiene sus productos en el mercado en las afueras de Columbia University, siempre hacen demostraciones de cocina saludable. Esta granja es una de las pocas cien por ciento orgánicas en los green markets y comenzó con el padre de Stiven, inmigrante coreano, hace más de 16 años. Luego siguieron el mismo Stiven y su esposa Ann, que está en caja y a veces se pasea supervisando para reponer vegetales. “Cuando conocí a Stiven pensé que era un trabajólico. Siempre estaba probando fórmulas nuevas de cultivo orgánico. Su vida era y es la granja. A veces me volvía loca con sus inventos. Después descubrí que era un apasionado y sólo buscaba que la gente consumiera la misma buena calidad de alimento que nosotros. Había tras eso una filosofía de vida”, dice Ann. En Lanis Farm no utilizan pesticidas ni fertilizantes. Ni siquiera orgánicos. Su especialidad es el cultivo de lechugas, pero por ejemplo este verano desarrollaron 50 variedades de tomates. Stiven, Syed –el ayudante que además hace las demostraciones de cocina en vivo– y Ann se levantan a las 4:30 de la mañana para vender. “La gente busca comida fresca y más fresco que esto, imposible: lo recogemos a las siete de la tarde del día anterior”, dice Syed con un ramo de cilantro fragante en la mano. Poco más allá, Jakob Cirell promociona cervezas artesanales que hacen en la granja From The Ground Brewery, que es biodinámica, y hace sólo un par de meses,  comenzó su producción orgánica. Hace 10 años, dice Jakob, él era considerado un marciano por sus amigos y familia porque era vegano. Era de los que andaban con un pote de comida para todos lados y evitaba los restaurantes. Ahora, a nadie le extraña su decisión. “Lo mejor es que ya no tengo que andar con mi comida porque está tan masificado el tema de la alimentación saludable que tengo muchas opciones”. “Eso vienen a buscar las personas a los green markets: productos frescos y saludables. Ahora la gente tiene más información y sabe que es mejor comer bien que comprar remedios”, dice Ann mientras atiende la larga fila que está en la caja de su puesto. Carolyn Dimitri hace la aclaración: no necesariamente lo orgánico es sinónimo de alimentación saludable. “Debemos separar lo saludable de lo orgánico porque hay hasta comida orgánica chatarra. Por ejemplo en lo orgánico hay chocolate, papas fritas, helados. Lo bueno para el planeta no necesariamente es mejor para tu salud”. El beneficio real para los consumidores de estos mercados verdes, dice Carolyn, es que adquieren productos más frescos que en supermercados (incluso que en Whole Foods o cadenas enfocadas en alimentación consciente). Y lo más fresco tiene mayor cantidad de nutrientes. “Es una gran diferencia. Los productos de los green markets tienen tres o cuatro días desde su punto de origen”, dice Dimitri. Estatua de la Libertad, la Quinta Avenida, Central Park y Whole Foods. Hay pocos lugares en el mundo donde la gente suspire por conocer hitos famosos y agregue a esa lista un supermercado. Pero pasa en Nueva York. Si no los conoce, sepa: la gracia de los Whole Foods es tener más productos orgánicos en sus estanterías y una inclinación por la alimentación saludable. Por eso, una de las últimas estrategias de la cadena ha sido precisamente comprarles a productores locales orgánicos. Así obtiene mejor calidad, pero también combate la posible competencia de los green markets. Ann, de Lanis Farm, mira el techo de tela de su puesto en la feria de Harlem. Dice: “No sé si daríamos abasto para venderle a un supermercado. No tenemos una gran producción y eso nos presionaría demasiado. Preferimos venir a estos mercados: tenemos clientes frecuentes, los conocemos por su nombre y a ellos les gusta estar en contacto con nosotros y saber cómo cultivamos. Vienen, conversamos, preguntan cómo cocinar algunas cosas y nosotros les enseñamos recetas y cómo combinar los alimentos para sacarles mejor provecho nutritivo”. Los green markets, de hecho, cumplen con su principal objetivo: darles un nuevo espacio y fuente de ingreso a granjeros para sustentar su negocio. Laura MacDonald dice: “En ese sentido, estos mercados le han cambiado la cara a la agricultura regional, han revitalizado comunidades rurales y espacios urbanos también”. Carolyn Dimitri cree que, aunque se han hecho investigaciones sobre los beneficios de este tipo de mercados para los granjeros locales, faltan estudios. “Falta saber si ganan más desde que están en ellos, si están mejor parados en el negocio. Un paper anterior demostró que a los productores locales que les va mejor es porque tienen sus huevos en distintas canastas: no sólo están en green markets, sino que siguen vendiendo a sus comunidades y mercados locales en las afueras de la ciudad. Hay que hacer varias cosas para volver el negocio sustentable”, afirma. Al menos las cifras de GrowNYC son alentadoras y dicen que las ganancias de los green markets han aumentado: mientras el 2005 fueron 1,000 dólares, el 2014 llegaron a los 890,000 dólares. En la feria de Harlem, Ann se encoge de hombros. “No sé si es buen negocio ser productores orgánicos. A veces perdemos toda la cosecha cuando estamos con un nuevo método de cultivo. Lo que sí sé es que es algo que nos hace felices”. Sentado en el puesto de Union Square, Jakob Cerill dice que estos mercados sí les han ayudado para mostrar lo que hacen y vivir de esto. “Obviamente, no podemos depender cien por ciento de estos mercados, pero innegablemente nos han dado otra vitrina”. El tema es que, además de que la oferta orgánica aún sigue siendo baja, los precios siguen muy altos, aún en estos green markets. “Lo orgánico no necesariamente es más caro de producir. Para bajar el costo, lo que hay que hacer es comer orgánico, pero de manera estacional: sólo lo que se produce en la temporada”, aconseja Carolyn Dimitri. Sin embargo, en estos mercados los usuarios pueden encontrar de todo casi todo el año. “Es lo que me gusta de estas ferias: que en invierno aún puedes encontrar fresas, duraznos, uvas, por ejemplo. Hay una variedad grande. Es más caro, pero no exageradamente. Prefiero pagar el precio por tener de todo en mi refrigerador”, dice Deborah Curcio. Jakob en cambio cree que alimentarse de manera saludable y preferir lo orgánico incluso es más barato que comer de todo o abastecerse en un supermercado. Dice que los vegetales y las frutas son mucho más baratos que la comida procesada y las carnes. “Lo orgánico no tiene por qué ser considerado gourmet”. Pero por ahora es caro, porque de algún modo lo saludable y especialmente lo orgánico sí es considerado gourmet. Al menos está de moda. Es bien visto elegirlo. Y ésa es una clave, dice Dimitri, para explicar por qué los neoyorquinos están volcando cada vez más su interés hacia el mundo verde. “Bueno, esto es Nueva York. Y a los neoyorquinos les gusta comprar siempre lo bueno, lo más nice que puedan encontrar”. CO

Leer nota completa