Cultura Orgánica
23 de marzo del 2017
México
1 2 3 4 5
Maíz: nueva enfermedad confirmada en Estados Unidos
En una reciente investigación publicada, se ha confirmado la presencia de Sigatoka bacteriana en la...
Fertilizantes orgánicos, órgano-minerales y enmiendas orgánicas
Entrevista a Rafael Gómez (Departamento de comunicación de AEFA) El Dr . Rafael Gómez es Ing...
Argentina, un país ejemplar en la producción de orgánicos
Argentina cuenta con una trayectoria de más de 25 años en cuanto a producción orgánica, siendo c...
México prohíbe a Monsanto la siembra de soya transgénica
La Suprema Corte suspende temporalmente el cultivo del producto en Campeche y Yucatán, al sureste d...
¿Por qué Colombia decidió importar fertilizantes para el agro?
¿Por qué Colombia decidió importar fertilizantes para el agro?
Colombia compra fertilizantes importados para regular precios internos Colombia le apuesta a los fertilizantes importados, que son más baratos que los nacionales hasta en un 20%, para hacer frente a los altos costos que pagan los campesinos por esos insumos y aumentar la productividad de un sector que se ha visto rezagado en las últimas décadas. El Gobierno presionará a los productores nacionales de fertilizantes para que rebajen sus precios, sin embargo, ...
Maíz: nueva enfermedad confirmada en Estados Unidos
En una reciente investigación publicada, se ha confirmado la presencia de Sigatoka bacteriana en la...
¿Por qué Colombia decidió importar fertilizantes para el agro?
Colombia compra fertilizantes importados para regular precios internos Colombia le apuesta a los ...
Fertilizantes orgánicos, órgano-minerales y enmiendas orgánicas
Entrevista a Rafael Gómez (Departamento de comunicación de AEFA) El Dr . Rafael Gómez es Ing...
Argentina, un país ejemplar en la producción de orgánicos
Argentina cuenta con una trayectoria de más de 25 años en cuanto a producción orgánica, siendo c...
México prohíbe a Monsanto la siembra de soya transgénica
México prohíbe a Monsanto la siembra de soya transgénica
La Suprema Corte suspende temporalmente el cultivo del producto en Campeche y Yucatán, al sureste del país La Suprema Corte mexicana (SCJN) invalidó el permiso que el Ejecutivo mexicano había otorgado a la compañía Monsanto para producir soya transgénica en el sureste del país. La autorización, no obstante, ha sido suspendida solo temporalmente: la SCJN ha pedido que se organice una consulta entre los miembros de las comunidades indígenas afectadas en C...
Maíz: nueva enfermedad confirmada en Estados Unidos
En una reciente investigación publicada, se ha confirmado la presencia de Sigatoka bacteriana en la...
¿Por qué Colombia decidió importar fertilizantes para el agro?
Colombia compra fertilizantes importados para regular precios internos Colombia le apuesta a los ...
Fertilizantes orgánicos, órgano-minerales y enmiendas orgánicas
Entrevista a Rafael Gómez (Departamento de comunicación de AEFA) El Dr . Rafael Gómez es Ing...
México prohíbe a Monsanto la siembra de soya transgénica
La Suprema Corte suspende temporalmente el cultivo del producto en Campeche y Yucatán, al sureste d...
Argentina, un país ejemplar en la producción de orgánicos
Argentina, un país ejemplar en la producción de orgánicos
Argentina cuenta con una trayectoria de más de 25 años en cuanto a producción orgánica, siendo considerado un país líder en la región en el desarrollo de este tipo de productos. El país andino tiene más de 3 millones de hectáreas de producción orgánica certificada y ocupa el 2° lugar en el ranking de países en el mundo, luego de Australia. Los alimentos orgánicos argentinos se exportan con un sello país diferenciador (Orgánico Argentina). La C...
Maíz: nueva enfermedad confirmada en Estados Unidos
En una reciente investigación publicada, se ha confirmado la presencia de Sigatoka bacteriana en la...
¿Por qué Colombia decidió importar fertilizantes para el agro?
Colombia compra fertilizantes importados para regular precios internos Colombia le apuesta a los ...
Argentina, un país ejemplar en la producción de orgánicos
Argentina cuenta con una trayectoria de más de 25 años en cuanto a producción orgánica, siendo c...
México prohíbe a Monsanto la siembra de soya transgénica
La Suprema Corte suspende temporalmente el cultivo del producto en Campeche y Yucatán, al sureste d...
Fertilizantes orgánicos, órgano-minerales y  enmiendas orgánicas
Fertilizantes orgánicos, órgano-minerales y enmiendas orgánicas
Entrevista a Rafael Gómez (Departamento de comunicación de AEFA) El Dr . Rafael Gómez es Ingeniero Agrónomo y trabaja en fertilizantes desde hace casi treinta años, desarrollando sus funciones como Director Técnico en la empresa Fertinagro Nutrientes, fabricante de todo tipo de fertilizantes, orgánicos, órgano -minerales, minerales, solubles, correctores, productos especiales, etc., asociada dentro de AEFA, en la que participa, especialmente dentro de l...
¿Por qué Colombia decidió importar fertilizantes para el agro?
Colombia compra fertilizantes importados para regular precios internos Colombia le apuesta a los ...
Fertilizantes orgánicos, órgano-minerales y enmiendas orgánicas
Entrevista a Rafael Gómez (Departamento de comunicación de AEFA) El Dr . Rafael Gómez es Ing...
Argentina, un país ejemplar en la producción de orgánicos
Argentina cuenta con una trayectoria de más de 25 años en cuanto a producción orgánica, siendo c...
México prohíbe a Monsanto la siembra de soya transgénica
La Suprema Corte suspende temporalmente el cultivo del producto en Campeche y Yucatán, al sureste d...
Maíz: nueva enfermedad confirmada en Estados Unidos
Maíz: nueva enfermedad confirmada en Estados Unidos
En una reciente investigación publicada, se ha confirmado la presencia de Sigatoka bacteriana en la producción de maíces de todo el corazón de EE.UU. El pasado 26 de agosto el USDA –U.S. Department of Agriculture– confirmó la presencia de una nueva enfermedad que perjudica a la producción de maíces: Sigatoka bacteriana. De acuerdo con el anuncio, la bacteria causante de este malestar sería Xanthomonas vasicola pv. vasculorum (Xvv), aunque no se consid...

Recientes

Maíz: nueva enfermedad confirmada en Estados Unidos

En una reciente investigación publicada, se ha confirmado la presencia de Sigatoka bacteriana en la producción de maíces de todo el corazón de EE.UU. El pasado 26 de agosto el USDA –U.S. Department of Agriculture– confirmó la presencia de una nueva enfermedad que perjudica a la producción de maíces: Sigatoka bacteriana. De acuerdo con el anuncio, la bacteria causante de este malestar sería Xanthomonas vasicola pv. vasculorum (Xvv), aunque no se considera de importancia cuarentenaria. Por tanto, “se le aplicará el mismo tratamiento que a otras enfermedades bacterianas de maíz, como el tizón bacteriano de Goss”, resaltó el patólogo de plantas Doug Jardine, de la Universidad del Estado de Kansas (EE.UU). Esta situación es sumamente nueva para los productores de EE.UU y genera incertidumbre, ya que no está claro si se producirán bajas en los rendimientos de este año a causa de este patógeno, afirmó el especialista. La enfermedad, se cree, ha surgido en maíces de Sudáfrica, pero sobre todo ha sido asociada a la enfermedad de engomado de la caña de azúcar. Hasta el momento, no se sabe cómo llego a EEUU o el tiempo que ha estado presente. Se observó por primera vez en las muestras enviadas a la Universidad de Nebraska-Lincoln en el año 2014, pero la falta de información histórica y de los métodos de diagnóstico adecuados retrasó su identificación. Fue el USDA quien identificó positivamente las bacterias de una muestra recogida en Nebraska en agosto 2016. Posterior a su confirmación inicial, se comenzó un estudio de los campos de maíz en toda la zona de maíz occidental. “Sigatoka bacteriana ahora se ha identificado en nueve estados, incluyendo Nebraska, Kansas, Colorado, Iowa, Illinois, Minnesota, Dakota del Sur, Texas y Oklahoma”, expresó Jardine. En Kansas, la presencia de esta enfermedad se ha identificado positivamente en doce condados, la mayoría de los cuales están ubicados en el altiplano. Además, tres condados adicionales han tenido maíz con síntomas de la enfermedad, aunque las muestras aún no han sido confirmadas por el análisis de ADN. Las hojas de maíz infectadas exhiben rayas finas de bronceado a color marrón, y de un largo variable. Para el ojo inexperto, la enfermedad puede parecer muy similar a la enfermedad foliar micótica común, con manchas gris (Cercospora zeae-maydis). El experto considera que “una de las claves de diagnóstico es que la Sigatoka bacteriana tiene lesiones estrechas y onduladas con bordes a comparación con la mancha foliar gris, que tiene lesiones muy afiladas, bordes rectos que siguen las nervaduras de la hoja. A veces las lesiones se producen cerca de la nervadura central y en otros casos, se producen a través de la lámina de la hoja”. Una segunda clave para el diagnóstico es que, a contraluz, la luz pasa de modo transparente a través de lesiones de mancha bacterianas a diferencia de la mancha foliar gris, que bloquea la luz y aparece como opaco. Los síntomas de la enfermedad se han observado en la etapa de crecimiento V7 en el maíz, con lesiones que aparecen en las hojas inferiores primero. Las lesiones pueden ampliarse para cubrir áreas más grandes y, en condiciones favorables, se extienden a las hojas superiores. En casos extremos, las lesiones pueden llegar a ampliarse en toda la longitud de la hoja y unirse para formar grandes áreas necróticas. No hay información disponible sobre cómo la enfermedad se ha extendido a tantos estados, dijo Jardine, pero una hipótesis actual que se considera es que se transmite por semilla. El movimiento dentro del campo o de un campo a otro puede ser por las bacterias acarreadas por el viento. A diferencia del tizón, no pareciese que necesitara una herida en el tejido para entrar en la planta. ¿Bajo qué condiciones es más probable que ocurra? ”Está asociado con maíz continuo y pivotes en campos de producción con riego”, aseguró Jardine. Esta es probablemente la razón por la que los condados positivos a esta nueva enfermedad en Kansas estén en la parte occidental del estado. La enfermedad también se ha encontrado en los campos de riego por surcos, así como los campos de secano en rotación de maíz y soja. Ninguna investigación ha sido llevada a cabo hasta la fecha para determinar si habrá algún impacto en el rendimiento. Según el patólogo de plantas del Estado de Kansas, las prácticas recomendadas de manejo de la enfermedad son actualmente limitadas; dado que es una enfermedad bacteriana, los fungicidas no son una opción. Y además, debido a la naturaleza altamente erosionable de la mayoría de los suelos de Kansas, la eliminación de los rastrojos no es probable que sea una opción, excepto tal vez en el sureste de Kansas. “No sabemos cuánto tiempo las bacterias pueden residir en los restos de cultivos, pero por observación, puede sobrevivir hasta el año de rotación luego de soja”, relató el patólogo. Y agregó: “las observaciones en los ensayos de demostración híbridos en Nebraska indican que existen diferencias en la respuesta a la enfermedad de un híbrido a otro, siendo algunos mucho más susceptibles que otros. A largo plazo, la selección de híbridos con buen comportamiento, al igual que con el tizón por Clavibacter, será el principal método de manejo”. Por: Doug Jardine 1 1 Extraido: K-State Research and Extension. Xanthomonas vasicola pv. vasculorum La posibilidad de la presencia de una nueva enfermedad en un cultivo puede generar desde indiferencia hasta pánico. La indiferencia aumentará la probabilidad de llegar tarde para evitar su diseminación, mientras que el pánico reducirá el área de cultivo de la especie por el temor a perder la cosecha. Por la importancia que reviste el maíz en el sistema agrícola de nuestro país, ninguna de estas opciones es factible. A continuación, analizaremos la situación de Xanthomonas vasicola pv. vasculorum (Xvv) en Argentina. Se trata de una bacteria que produce síntomas fácilmente confundibles con otras enfermedades de origen fúngico o bacteriano, por lo que podría estar presente y no ser reconocida a simple vista, o con las herramientas básicas para el diagnóstico. Hasta el momento, en el país no se ha documentado la identificación de Xvv asociada a alteraciones en maíz, ni en otros hospedantes susceptibles reconocidos a nivel mundial. Esto no implica necesariamente su ausencia, sino que no existen estudios suficientes para determinar la situación en los cultivos locales, por lo que sería necesario tener algunos cuidados que minimicen la probabilidad de su ingreso y diseminación dentro de nuestra frontera. Los principales temas a tener en cuenta de acuerdo a la información disponible serían, entre otros: a) su diseminación a través de semillas infectadas b) la coexistencia de cultivos de caña de azúcar (su hospedante principal en el mundo) con el maíz en algunas regiones de Argentina, aumentando las posibilidades de multiplicación del patógeno y su fácil distribución a nuevas áreas. Estos cuidados serían de gran importancia debido a que, -aún cuando no estuviera determinado el impacto económico de la enfermedad-, la posibilidad de la generación de variantes espontáneas más agresivas de la bacteria o la incorporación a un sistema productivo cuyo ambiente sea propicio para las infecciones en materiales genéticamente susceptibles, podrían desestabilizar la producción. Cabe resaltar que no existen hasta el momento, productos químicos que protejan y/o neutralicen el avance de la enfermedad. Este es un desafío sanitario que sólo tendrá éxito con el trabajo conjunto de instituciones públicas y empresas privadas, ya que el cuidado para la neutralización de cualquier foco infectivo o el ingreso de materiales enfermos, es responsabilidad de todos. La colaboración de la red productiva será de vital importancia para llevar a cabo los estudios de relevamiento de la bacteria en los cultivos, así como del conocimiento necesario para su diagnóstico y manejo. CO

Leer nota completa

¿Por qué Colombia decidió importar fertilizantes para el agro?

Colombia compra fertilizantes importados para regular precios internos Colombia le apuesta a los fertilizantes importados, que son más baratos que los nacionales hasta en un 20%, para hacer frente a los altos costos que pagan los campesinos por esos insumos y aumentar la productividad de un sector que se ha visto rezagado en las últimas décadas. El Gobierno presionará a los productores nacionales de fertilizantes para que rebajen sus precios, sin embargo, no será tarea fácil pues los representantes de esa industria afirman que “están trabajando con una utilidad de tan sólo el 2% y no pueden disminuir nada más”. Así lo explicó en una entrevista concedida a Dinero el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, quien asegura que el 80% del mercado de los fertilizantes se reduce a dos compañías, que desde ahora tendrán que competir con los atractivos precios de los insumos importados. El jefe de la cartera agropecuaria explicó que los precios de los fertilizantes de Colombia por lo general se comparan con los de Venezuela y Ecuador. Sin embargo, la realidad es que estos dos países tienen grandes subsidios y una notable producción de petróleo, el principal insumo para elaborar esos insumos, razón por la cual no son del todo comparables. En todo caso, al hacer el ejercicio la diferencia de los precios es notable, pues mientras un bulto de ‘urea’, un fertilizante comúnmente utilizado en el campo, cuesta $20.000 en Venezuela o $45.000 en Ecuador, en Colombia este mismo producto llega a costar $65.000. Iragorri asegura que aunque los precios no deberían ser tan bajos como en esos dos países, podrían llegar a ser hasta un 20% más bajos, es decir, en el ejemplo cercano a los $52.000. Lea también: ‘Uso de fertilizantes sobrepasará los 200 millones de toneladas’. A nivel local, el ministro sostuvo que desde el 2013 se evidenció una “disparidad muy grande” en el precio de los fertilizantes de una región a otra y aunque la Superintendencia revisó el tema “no llegó a ninguna decisión que permitiera resolver el problema”. Precisamente el costo de los insumos, sumado a otros factores como la caída de los precios internacionales, el contrabando y los tratados de libre comercio motivaron hace dos años un paro agrario que finalizó con el compromiso del Gobierno de fortalecer este sector. Desde entonces las importaciones de fertilizantes, según cifras del Ministerio de Agricultura, han aumentado al pasar de 1,6 millones de toneladas en 2013 a 1,9 millones de toneladas en 2014. El principal proveedor de estos insumos es Estados Unidos con US$193 millones, Rusia con US$168 millones y China con US$92 millones. El director de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica), Juan Lucas Restrepo, detalló que los costos de los fertilizantes representan entre el 20 y el 25 % del valor total de la producción, por ende, una reducción en los precios beneficiaría en gran medida el bolsillo de los campesinos del país. El Ministerio de Agricultura dio el primer ‘campanazo’ a los que no rebajan. Luego de negociaciones infructuosas, el Ministerio de Agricultura decidió tomar cartas sobre el asunto y por ello compró 20.000 toneladas de fertilizantes en Rusia que llegaron el pasado jueves a Santa Marta. Lea también: ‘Gobierno prioriza inversión para fertilizantes’. La operación comercial se realizó a través de la Empresa Colombiana de Productos Veterinarios (VECOL), cuyas utilidades luego de “haber hecho la inversión, asumir los gastos de operación y del almacenamiento en las bodegas, no será mayor al 2%”, explicó su presidente, Elías Borrero. El fertilizante importado es del tipo ‘Triple Quince’, un compuesto de nitrógeno, fósforo y potasio que puede ser utilizado en diversos cultivos y que además tiene la facultad de corregir la acidez de los suelos. Este cargamento, que será entregado a los campesinos del país a través de las distintas federaciones agrícolas, equivale al uno por ciento del consumo de fertilizantes en el país, que varía entre 1,7 y 1,8 millones de toneladas al año. Aunque no es suficiente para cubrir la demanda de los campesinos, si es una señal clara para la industria local pues si no acogen el llamado del Gobierno tendrán que dar paso a nuevos competidores que los pondrán contra la pared. CO

Leer nota completa

Fertilizantes orgánicos, órgano-minerales y enmiendas orgánicas

Entrevista a Rafael Gómez (Departamento de comunicación de AEFA) El Dr . Rafael Gómez es Ingeniero Agrónomo y trabaja en fertilizantes desde hace casi treinta años, desarrollando sus funciones como Director Técnico en la empresa Fertinagro Nutrientes, fabricante de todo tipo de fertilizantes, orgánicos, órgano -minerales, minerales, solubles, correctores, productos especiales, etc., asociada dentro de AEFA, en la que participa, especialmente dentro de la Comisión de Trabajo de Fertilizantes. La selección de las materias primas adecuadas y la ingeniería de los procesos productivos, permite la obtención de productos más eficientes. ¿Qué entendemos por fertilizantes orgánicos? Cuando se habla de fertilizantes orgánicos, hay que aclarar que en algunos países, se entiende por fertilizantes orgánicos, aquellos que pueden emplearse en agricultura ecológica de acuerdo con alguna norma internacional (europea, norteamericana, japonesa, etc.) y certificado por alguna empresa externa acreditada, mientras que un concepto más genérico es, tal como se ha definido recientemente en los grupos de trabajo de la Comisión Europea, fertilizantes cuyos nutrientes son contenidos en material orgánico, de origen animal, vegetal u otro origen orgánico natural constituido por compuestos/materiales, en los que los principales nutrientes están químicamente enlazados o forman parte de estas matrices orgánicas. En la normativa española un fertilizante orgánico está definido como producto cuya función principal es aportar nutrientes para las plantas, los cuales proceden de materiales carbonados de origen animal o vegetal. No todos los fertilizantes orgánicos pueden emplearse en agricultura ecológica. ¿Por qué es importante el empleo de los fertilizantes orgánicos cuando en el mercado hay fertilizantes minerales de concentraciones más elevadas de nutrientes? Los nutrientes de origen orgánico contenidos en los fertilizantes orgánicos, deben transformarse en el suelo gracias a los microorganismos en nutrientes minerales para poder ser asimilados por las plantas, y su incorporación a los cultivos es más paulatina y gradual que si proceden de abonos minerales, por lo que sería más lógico el empleo de éstos de mayores concentraciones de nutrientes. Sin embargo, el verdadero interés de los fertilizantes orgánicos es la incorporación de materia orgánica, pues las extracciones de los cultivos con las cosechas y rastrojos y la meteorología con la mineralización, hacen disminuir los niveles de materia orgánica de los suelos, por lo que es necesario reponerla. ¿Puede explicar por qué es necesario reponer la materia orgánica de los suelos? La materia orgánica forma complejos con los minerales de los suelos que tienen la capacidad de retener nutrientes y ponerlos a disposición de los cultivos, disminuyendo lixiviaciones y bloqueos, lo que favorece la asimilación de los nutrientes minerales. Es decir, la materia orgánica es sinónimo de fertilidad de los suelos. Con materia orgánica además se mejoran las características físicas como porosidad, retención de agua, permeabilidad, etc. y se estimula la flora microbiana que a su vez facilita la transformación de los compuestos del suelo en nutrientes disponibles para los cultivos. En definitiva, con el uso intensivo de fertilizantes minerales se obtienen elevados rendimientos pero se salinizan paulatinamente los suelos, lo que lleva a un “cansancio” de los mismos con merma de las cosechas. El aporte de materia orgánica favorece la asimilación de los nutrientes minerales y por tanto la eficiencia de la fertilización mineral. Puesto que la materia orgánica del suelo disminuye por las extracciones y la mineralización, es necesario reponerla mediante la incorporación de fertilizantes orgánicos. También encontramos en el mercado enmiendas orgánicas ¿cuál es la diferencia? Aportan asimismo materia orgánica, pero su función no es el aporte de nutrientes de origen orgánico como en los fertilizantes orgánicos, sino mejorar las propiedades físicas, químicas o biológicas del suelo. No precisan contener nutrientes minerales en cantidades significativas, pues lo importante es el aporte de materia orgánica. Y los fertilizantes organo-minerales, ¿qué son? Pues como indica su nombre, son combinación de materiales orgánicos y minerales, es decir, contienen materia orgánica y nutrientes minerales en el mismo producto. Durante su fabricación se adicionan a los componentes orgánicos, abonos minerales, de tal manera que cuando se aportan al suelo, incorporan materia orgánica y nutrientes de origen mineral. Son un camino intermedio entre los fertilizantes orgánicos y los fertilizantes minerales. Dependiendo de las materias primas que se usen, pueden emplearse para agricultura ecológica o no. La principal ventaja de estos fertilizantes es que con una sola aplicación se incorpora materia orgánica y nutrientes por lo que se favorece la asimilación de éstos. Pueden fabricarse en forma de granulado o pellet, pero también es posible disponer de formulaciones líquidas que permiten su aplicación mediante el sistema de riego. Y hablando de líquidos, los ácidos húmicos y los aminoácidos ¿son abonos orgánicos? Los ácidos húmicos son enmiendas orgánicas que contienen sustancias húmicas extraídas de leonarditas u otros materiales carbonados, mientras que los aminoácidos son abonos orgánicos nitrogenados obtenidos de proteínas animales o vegetales principalmente. En la legislación española, ambos grupos de productos tienen una clasificación aparte como productos especiales. ¿Nos puede indicar cuál es la normativa que regula todos estos productos? En España se regulan por el Real Decreto nº 506/2013 y sólo los productos especiales se excluyen de la necesidad de autorización por el Ministerio de Agricultura, donde debe presentarse la documentación correspondiente para la obtención de su registro. Este requisito es también una garantía de control de materias primas, procesos productivos y calidad y seguridad del producto final. Actualmente se está avanzando en la armonización de las normativas de diferentes países para elaborar una nueva regulación a nivel europeo, en la que estamos participando, pero aún quedan unos años para su publicación oficial. ¿Qué avances se están produciendo en estos productos? La selección de las materias primas adecuadas y la ingeniería de los procesos productivos, permite la obtención de productos más eficientes, como el aporte de materias orgánicas de elevado valor agronómico o el sinergismo con los nutrientes minerales. El conocimiento de los mecanismos de actuación de la materia orgánica en el suelo, permite desarrollar productos mejor adaptados a los ciclos metabólicos de los cultivos. Disponemos de tecnologías que mejoran el rendimiento por unidad de producto aplicado, en definitiva, su eficiencia. ¿Nos puede aportar cifras sobre el volumen de negocio de estos productos? Estamos hablando de un grupo muy heterogéneo de productos, y no existe una estadística oficial, siendo numerosas las empresas fabricantes en España, de las que una buena parte se encuentran asociadas en AEFA, pero puede estar por encima de los 400 millones de euros, incluyendo en ella además los fertilizantes orgánicos sólidos y los órgano minerales sólidos. ¿Qué se opina desde AEFA sobre el mercado de los fertilizantes orgánicos? Es un mercado creciente, y numerosas empresas de AEFA fabrican este tipo de productos. En consecuencia, hay mucho interés y forman parte habitual de los foros y asambleas de AEFA. La incorporación de materiales orgánicos con estos tipos de fertilizantes contribuye al equilibrio entre las extracciones que realizan los cultivos y la mineralización de la materia orgánica, mejorando la fertilidad de los suelos y la eficacia de asimilación de los nutrientes minerales. El crecimiento a nivel mundial de la agricultura ecológica, incrementa notoriamente el consumo de estos productos y su mercado, lo que lo convierte en el sector de mayor futuro y mejores expectativas. Además del interés de los fertilizantes orgánicos en la agricultura ecológica, ¿pueden emplearse en otros sistemas de fertilización como agricultura sostenible, agricultura integrada, códigos de buenas prácticas agrarias, etc.? La agricultura sostenible implica la producción agrícola con el mínimo impacto ambiental y mínima utilización de recursos como agua, nutrientes, pesticidas, maquinaria, etc., mientras que la producción integrada, utiliza los mecanismos de regulación naturales, teniendo en cuenta la protección del medio ambiente, la economía de las explotaciones y las exigencias sociales. En consecuencia, en ambos tipos de manejo de la fertilización, tiene cabida el empleo de los fertilizantes orgánicos porque minimizan los recursos utilizados en la fertilización y se reciclan las materias orgánicas naturales, sin impactar con el medio ambiente. Además, en todos los Códigos de Buenas Prácticas Agrarias publicados por las diversas Comunidades Autónomas, así como en otros países, se recomienda el empleo de estos productos. Por supuesto, también pueden emplearse en agricultura convencional, para incrementar la fertilidad del suelo y el rendimiento de los cultivos. Finalmente, ¿puede darnos cifras sobre la magnitud de la creciente agricultura ecológica en la que se emplean fertilizantes orgánicos? A nivel mundial se habla de cerca de 40 millones de Hectáreas de las que unos dos millones se encuentran en España, lo que da una idea de la importancia de este sector en continuo crecimiento. Desde AEFA somos conscientes de la importancia de estos fertilizantes, no sólo en agricultura ecológica, sino también en cualquier manejo eficiente de la fertilización. CO

Leer nota completa

Más leídos

Análisis de exportación de Frutas Finas en Argentina

El sector de “frutas finas” (denominación que se vincula al aspecto comercial y no al botánico) incluye a un conjunto de especies que se caracterizan por su reducido tamaño, en comparación con las frutas de pepita (manzana, pera, membrillo) o las cítricas. Dentro del grupo se incluyen al menos dos subgrupos, más claramente identificados en inglés: los berries y los cherries, mientras que en castellano tienen nombres diversos. Los berries, de sabores acidulados, se caracterizan por su rápida perecibilidad. Incluyen principalmente la frutilla (strawberry), la frambuesa (raspberry), los arándanos (blueberry), la grosella (boysenberrie) y la mora o zarzamora (blackberry). Los cherries son la guinda y la cereza.El desarrollo del sector argentino de frutas finas en términos de producción y la consecuente posibilidad de tener peso en el mercado mundial es incipiente, más aún si lo comparamos con otros países especialmente del hemisferio norte. Esto hace que en muchas publicaciones que presentan estadísticas internacionales de países productores, exportadores e importadores nuestro país no sea considerado. La excepción la encontramos en el caso de la frutilla que se produce en varias regiones del país y lleva varias décadas de historia productiva. También se puede mencionar especialmente el caso del arándano, que si bien tiene una corta historia en el país, viene registrando incrementos muy significativos en términos de hectáreas implantadas, producción y exportaciones, presentando de este modo proyecciones de producción sorprendentes. Si observamos el comportamiento del segmento en términos absolutos durante los últimos años se ha registrado un significativo aumento en la superficie cultivada, producción y posicionamiento de mercado. Ese proceso fue impulsado fundamentalmente por los arándanos. CUADRO. Regiones productoras Más del 70% de la superficie cultivada con frambuesas, moras y grosellas se concentra en territorio patagónico: - Comarca Andina del Paralelo 42º (El Bolsón, El Hoyo, Epuyén y Lago Puelo). - Valle Inferior del Río Chubut (VIRCH). - Alto Valle del Río Negro y Neuquén (Plottier, Senillosa, San Martín de los Andes).- Santa Cruz (Los Antiguos). También existen plantaciones de frambuesa y moras en Tucumán (Tafí Viejo), en Santa Fe (Santa Isabel), y el norte de Buenos Aires (Arrecifes, Baradero, Zárate y Lima). Asimismo se producen moras en Entre Ríos (Concordia y Nogoyá), aunque la superficie cultivada es poco significativa. Oferta y consumo El 95% de la producción de frambuesa, moras y grosellas se comercializa congelado -sistema individual (IQF) y en bloque- con destino a la industria local. Debido a los bajos volúmenes cosechados y a una inadecuada logística, son poco significativos los volúmenes exportados como congelado, tratándose casi siempre de fruta orgánica certificada. En el mercado local, el principal canal para estos berries es la industria de alimentos, que demanda fruta congelada y en conserva para transformarlas en confituras, salsas, jugos concentrados, deshidratados, licores y aguardientes, entre los productos más importantes. Los valles cordilleranos patagónicos cuentan con claras ventajas comparativas para el cultivo de estos berries. Actualmente funcionan en la región 20 industrias transformadoras, 2 de las cuales certifican su producción como orgánica. Otro importante canal es el sector gastronómico, que demanda fundamentalmente fruta congelada, a través de restaurantes, servicios de catering, repostería, heladerías y hoteles. Es cada vez mayor el número de industrias que incorporan frutas finas como insumo de sus alimentos, en especial para elaborar los lácteos, cereales en barra, golosinas, bebidas sin alcohol y té, entre otros. Junto con las frutillas, las frambuesas, moras y grosellas son las frutas usadas en mayor proporción por la industria láctea, especialmente en su línea de yogures. El pequeño volumen de fruta que se comercializa en fresco, se canaliza a través de los supermercados y -casi exclusivamente en la región andina patagónica-, a través de verdulerías. Comercio internacional Durante el periodo 2003-2008, las exportaciones de frutas finas frescas crecieron siete veces en volumen, en tanto las congeladas se triplicaron.En el primer caso, el aumento fue impulsado por el extraordinario crecimiento del arándano fresco y en menor grado por la cereza fresca. El crecimiento en los envíos del producto congelado, se debió principalmente a la frutilla.En 2008, ingresaron a la Argentina 80 millones de dólares por las exportaciones de frutas finas frescas, mientras que por congeladas se facturaron 22 millones de dólares. La frambuesa, las moras y las grosellas son las frutas que menos participaron de ese crecimiento -aunque todavía cuentan con un amplio potencial de crecimiento- por el bajo volumen producido y las carencias logísticas para su transporte en fresco. Sucede que las características de perecibilidad de esas frutas imponen requerimientos muy específicos en la post-cosecha y el transporte. CO Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca Alimentos: www.sagpya.gov.ar;

Leer nota completa

Normas propuestas por IFOAM para la Acuicultura Orgánica

La conversión a acuicultura orgánica es un proceso de desarrollo de prácticas de crianza que fomentan y mantiene un ecosistema acuático viable y sostenible. El tiempo entre el inicio de la gestión orgánica y la certificación de la producción es conocido como el periodo de conversión. Los métodos de producción acuícola pueden variar ampliamente de acuerdo a la biología de los organismos, tecnología usada, condiciones geográficas, estructura de propiedad, tiempo, etc. Estos aspectos deben ser considerados cuando se especifica el tiempo de conversión. Condiciones básicas Las técnicas de gestión deben ser gobernadas por las necesidades fisiológicas y etológicas de los organismos en cuestión. Los organismos deben alcanzar sus necesidades básicas de comportamiento. Las técnicas de gestión, especialmente las influenciadas por los niveles de producción y la velocidad de crecimiento, deben mantener y proteger la buena salud y el bienestar de los organismos. Cuando se introducen especies exóticas, debe tenerse un especial cuidado para evitar el daño a los ecosistemas naturales. Ubicación de las áreas de recolección Los organismos salvajes, sedentarios/sésiles que son recolectados en áreas abiertas pueden ser certificados como orgánicos si ellos provienen de ambientes no contaminados, estables y sostenibles. Salud y bienestar Las prácticas de gestión deben alcanzar un alto nivel de resistencia a las enfermedades y prevención de infecciones. Todas las técnicas de gestión, especialmente cuando influyen en los niveles de producción y la velocidad de crecimiento, mantienen la buena salud y bienestar de los organismos. Los organismos acuáticos deber ser lo menos manipulados posible. El bienestar de los organismos es el fin supremo en la elección del tratamiento para las enfermedades o heridas. Reproducción Las estrategias y prácticas de reproducción en la acuicultura orgánica interfieren los menos posibles con el comportamiento natural de los animales. Los métodos de reproducción natural deben se usados. Nutrición La producción de la acuicultura orgánica provee una dieta balanceada de buena calidad de acuerdo a las necesidades nutricionales de los organismos. El alimento sólo es ofrecido a los organismos de la misma forma del comportamiento alimenticio natural, con la mínima pérdida de alimentos en el ambiente. Los alimentos son elaborados con insumos de procedencia orgánica y los insumos de origen marino que se usan no deben ser adecuados para el consumo humano. Cosecha La cosecha de organismos orgánicos acuáticos certificados de recintos o áreas de pesca crean el mínimo estrés a los organismos. El acto de la recolección no afecta negativamente las áreas naturales. Transporte de animales marinos vivos El medio de transporte debe ser apropiado para las especies, considerando la calidad del agua, incluido la salinidad, temperatura, oxígeno, etc. La distancia, duración y frecuencia del transporte debe ser minimizada. Sacrificio de los animales El proceso de sacrificio de los animales minimiza el estrés y sufrimiento de los organismos. La gestión y técnicas del sacrificio están gobernadas por las consideraciones de la fisiología y etológica de los organismos en cuestión y aceptan estándares eticos. Propuesta de estándares de la acuicultura orgánica Conversión a la acuicultura orgánica a. La granja debe de cumplir con los estándares orgánicos básicos durante el periodo de conversión. El cálculo del periodo de conversión no puede iniciarse antes de la fecha de cumplimiento de la última inversión o práctica. b. En donde toda la producción no es orgánica, se requiere de lo siguiente: Separación física entre las unidades de producción convencional y orgánica. Para los organismos sedentarios o sesiles que no viven en confinamiento, el área deberá ubicarse a una apropiada distancia de la contaminación o la fuerte influencia de la agricultura/acuicultura convencional. La producción orgánica puede ser inspeccionada con respecto a la calidad del agua, alimento, medicación, o alguno de otras relevantes secciones de estos estándares. Documentación adecuada (incluida la contabilidad si esta disponible) para ambos sistemas de producción. Las unidades convertidas no deben intercambiarse entre la gestión orgánica y convencional. c. La duración del periodo de conversión debe ser especificada por la organización que adopta los estándares, tomando en consideración los ciclos de vida y especies, los factores ambientales, y el uso anterior del lugar con respecto a las aguas residuales, sedimentos y calidad del agua. d. La organización que adopta los estándares debe permitir la introducción de los organismos de origen convencional, siempre que no se han genéticamente modificados. Los periodos de conversión requeridos para los organismos introducidos deben ser definidos por la organización que establece los estándares. e. No se requiere de un periodo de conversión en el caso de: Áreas de recolección abiertas para organismos salvajes, sedentarios en donde el agua fluye libremente, y no está directamente o indirectamente contaminado por sustancias prohibidas en estos estándares, y Donde el área de recolección puede ser inspeccionada con respecto a la calidad del agua, alimento, medicación, u otras relevantes secciones de estos estándares y todos sus requerimientos. Condiciones básicas a. La organización que adopta los estándares debe tener en cuenta las necesidades fisiológicas y de comportamiento de los organismos. Este debe incluir previsiones referentes a: producción sostenible. Densidad de cultivo no estresante. Calidad del agua. Protección a cambios extremos de la luz solar y la temperatura. b. La organización puede artificialmente prolongar los periodos de luz, de acuerdo a las especies y a su ubicación geográfica. La longitud del día no puede ser artificialmente prolongada por más de 16 horas al día. c. Los materiales de construcción y el equipo de producción no deben contener pinturas o materiales impregnantes con agentes químicos sintéticos que afecten al ambiente o a la salud de los organismos en cuestión. d. Se deben tomar medidas adecuadas para prevenir el escape de las especies cultivadas. e. Se deben tomar las medidas adecuadas para prevenir la predación sobre los organismos en cultivo. f. La organización debe alcanzar estándares relevantes para prevenir el excesivo y/o inadecuado uso del agua. Localización de las unidades de producción La distancia entre las unidades de producción orgánica o convencional en sistemas abiertos deben ser definidas por la organización. La organización debe alcanzar estándares que incluyan apropiadas distancias de separación para proveer protección de la contaminación. Localización de las áreas de recolección El área de cosecha/producción debe estar claramente definida y debe ser fácil de inspeccionar con respecto a la calidad del agua, alimento, medicación, y otras relevantes secciones de estos estándares. Las áreas de recolección deben estar ubicadas a distancias apropiadas de la contaminación y posible influencia de la acuicultura convencional. Estas distancias son especificadas por la organización que establece los estándares. Salud y bienestar Convencionalmente, los químicos veterinarios sólo pueden ser usados si no se cuenta con otra alternativa disponible, y/o si el uso de los químicos es usado de acuerdo a las leyes nacionales. Si las drogas son usadas, la organización que establece los estándares debe definir apropiadamente los periodos retención. La duración de los periodos de retención debe ser al menos el doble de lo recomendado por el fabricante. El uso profiláctico de las drogas veterinarias, excepto las vacunaciones en ciertos casos, está prohibido. Las vacunas son permitidas si las enfermedades no pueden ser controladas por otras técnicas de manejo conocidas en la región. Las vacunas también están permitidas si es obligatorio bajo la legislación aplicable. Las vacunas obtenidas a través de la ingeniería genética están prohibidas. Las hormonas sintéticas y los promotores de crecimiento están prohibidos. La certificadora debe asegurar que los registros del manejo de las enfermedades se conserven. Los registros deben incluir: identificación del organismos que infecta y de los infectados detalles del tratamiento y la duración, incluida la tasa de aplicación, método de aplicación, frecuencia de repetición, concentración de los organismos registrar los nombres de las drogas usadas y de los ingredientes activos. e. En el caso de un comportamiento irregular por los organismos, la calidad de agua debe ser analizado y ajustado de acuerdo a las necesidades de los organismos. f. Los animales acuáticos no deben estar sujetos a ninguna clase de mutilación. Reproducción La reproducción debe ser natural. Sin embargo, la certificadora/organización que establece los estándares pueden usar los sistemas de producción que no proveen un nacimiento natural, para la obtención de huevos de peces. En donde estén disponibles los organismos acuáticos deben provenir de fuentes orgánicas. La certificadora debe definir el tiempo mínimo en el cual los organismos acuáticos van a ser manejados orgánicamente. Los organismos poliploides y especies modificadas genéticamente o reproductores, están prohibidos. Nutrición El 100% de los componentes de los alimentos usados en la acuicultura deben estar certificados como orgánicos, o provenir de recursos naturales. Cuando el alimento es recolectado de la naturaleza, se debe seguir el Código de Conducta para la Pesca Responsable (FAO, 1995). Cuando los componentes orgánicos certificados o los alimentos naturales no están disponibles, la organización que adopta los estándares pueden usar el alimento de origen convencional hasta un máximo de 5% (peso seco). En sistemas en los cuales se utiliza alimento, al menos el 50% de la proteína acuática animal en la dieta debe provenir de productos o de otros desechos y/o otros materiales que no son adecuados para el consumo humano. En casos de eventos naturales imprevistos severos, la organización puede hacer algunas excepciones de los porcentajes mencionados en a y b. Los límites de tiempo y condiciones serán establecidos para cada excepción. Las raciones de alimentos deben ser diseñados para que las plantas y/o animales provean la mayoría de las necesidades nutricionales de los organismos. La certificadora puede permitir el uso de los suplementos minerales, si ellos son aplicados en su composición natural. El uso de heces humanas está limitado. Los siguientes productos no deben ser incluidos o adicionados a los alimentos o en ninguna otra forma entregada a los organismos: material de la misma especies/género/familia, insumos sujetos a la extracción con solventes (ejm, hexano), aminoácidos puros, urea, promotores de crecimiento sintético y estimulantes estimuladores del apetito sintéticos, antioxidantes y preservantes sintéticos, agentes de coloración artificial, organismos genéticamente modificados o productos de los mismos, f. Las vitaminas, los elementos traza y suplementos usados deben ser de origen natural cuando estén disponibles. El uso de sustancias de síntesis o fuentes no naturales se emplearán bajo las condiciones establecidas por la organización certificadora. g. Los siguientes preservantes de alimentos pueden ser usados: bacterias, hongos y enzimas subproductos de la industria de alimentos (ejem. Melaza) productos de origen vegetal Los preservantes de los alimentos químicos pueden ser permitidos en respuesta a las severas condiciones ambientales. La certificadora establecerá las condiciones para su uso. Cosecha La certificadora debe establecer estándares para la manipulación de los organismos vivos que se adapten a los organismos en cuestión, y asegurar que la cosecha es realizada en una forma efectiva y apropiada. La certificadora establecerá estándares para la cosecha o reunión de productos de las áreas de recolección, asegurando que la producción sostenible del ecosistema no sea excedido, y que no se dañe la existencia de otras especies. Transporte de animales vivos marinos El transporte no debe causar estrés o heridas a los animales. El transporte de los equipos y/o materiales de construcción no deben tener efectos tóxicos. La certificadora debe establecer los requerimientos de transporte apropiados respecto a: calidad del agua, incluido la salinidad, temperatura, concentración de oxígeno, etc. densidad de almacenamiento, distancia máxima y/o tiempo límites para que los animales puedan ser retenidos en los contenedores de transporte, precauciones contra el escape, c. Los tranquilizantes químicamente sintetizados o estimulantes no deben proporcionarse a los animales en ningún momento. d. Habrá al menos una persona responsable de los animales durante el transporte. Sacrificio La certificadora debe establecer estándares para asegurar que el estrés durante el sacrificio de los animales es mínimo. Donde sea aplicable, los organismos acuáticos deben estar en estado de inconciencia antes de la muerte. El equipamiento usado para aturdir a los animales debe estar en buenas condiciones de trabajo y para remover la capacidad de sentir y/o para matar al organismo. El equipamiento debe ser regularmente inspeccionado y monitoreado para su funcionamiento adecuado. El equipamiento que trabajan con gas o electricidad debe se constantemente monitoreados. La certificadora debe especificar los requerimientos para la zona de sacrifico de los animales basados en las especies locales y la cultura de los clientes. Este incluirá: periodo de recuperación después del transporte. coordinación entre la inconciencia y el sangrado. tipo y calidad del equipamiento. contacto entre los organismos vivos y los sacrificados. CO

Leer nota completa

Unión Europea y Estados Unidos sellan un acuerdo en la comercialización de orgánicos

Es aplicable a los productos exportados desde y certificados en los Estados Unidos o en la Unión Europea. La Unión Europea y los Estados Unidos anunciaron que a partir del 01 de junio 2012, los productos orgánicos certificados en Europa o en Estados Unidos pueden ser vendidos como orgánicos en cualquiera de ambas regiones. El acuerdo fue firmado el 15 de febrero de 2012 en Nuremberg (Alemania), en el marco de la feria mundial líder en orgánicos, BioFach Nuremberg 2012. Esta asociación entre los dos mayores productores de orgánicos en el mundo establecerá una base sólida para promover la agricultura orgánica, beneficiando a una industria orgánica en crecimiento, y apoyando al empleo y a las empresas a escala global. En conjunto, el sector de productos orgánicos en los Estados Unidos y en la Unión Europea está valorado en más de 50 mil millones de dólares, un monto que aumenta cada año. Anteriormente, los productores y las empresas que deseaban comercializar productos en ambos lados del Atlántico, tenían que obtener por separado las certificaciones de dos normas, lo que significaba un doble juego de tasas, inspecciones y papeleo. Esta asociación elimina barreras importantes, especialmente para los productores orgánicos de pequeñas y medianas empresas. Todos los productos que cumplan los términos de la asociación pueden ser comercializados y etiquetados como productos orgánicos certificados, como por ejemplo carnes, cereales, o vino. Días previos al anuncio histórico, ambas partes realizaron a fondo las auditorías in situ para garantizar la compatibilidad de los reglamentos de sus programas, las medidas de control de calidad, requisitos de certificación, y prácticas de etiquetado. Aunque existen pequeñas diferencias entre los EE.UU. y UE en las normas orgánicas, ambas partes determinaron de forma individual que sus programas eran equivalentes a excepción de la prohibición del uso de antibióticos. Los reglamentos orgánicos del USDA prohíben el uso de los antibióticos, salvo para controlar infecciones bacterianas invasivas (fuego bacteriano) en la producción ecológica de manzanos y perales. Los reglamentos orgánicos de la Unión Europea permiten antibióticos sólo para el tratamiento de los animales infectados. Para todos los productos comercializados bajo esta asociación, los agentes certificadores deben verificar que los antibióticos no fueron utilizados por cualquier razón. Además, todos los productos comercializados bajo la asociación deben ser enviados con un certificado de exportación orgánica. Este documento mostrará la localización de la producción, identificará la organización que certifica los productos orgánicos, verificará que las sustancias y métodos prohibidos no fueron utilizados, certificará que se cumplieron con los términos de la asociación, y permitirá rastrear los productos comercializados. Ambas partes se comprometen a garantizar que todos los productos orgánicos que se comercializan cumplan con los términos de la sociedad, conservando su integridad orgánica de la granja al mercado. La Comisión Europea para la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural y el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) a través del National Organic Program asumirán funciones clave de supervisión. Los Estados Unidos y la Unión Europea seguirán teniendo conversaciones periódicas y revisarán sus respectivos programas de forma periódica para verificar que los términos de la asociación se están cumpliendo. La UE y los EE.UU. también comenzarán a trabajar en una serie de iniciativas de cooperación para promover la producción orgánica y abordar temas importantes como el bienestar animal y otros temas. Ambos programas comparten información técnica y mejores prácticas en forma permanente para mejorar aún más la integridad de los cultivos ecológicos y los sistemas de producción ganadera. El secretario de Agricultura de EE.UU., Adjunto Merrigan, afirmó: “Esta alianza conectará a los agricultores orgánicos y a las empresas en ambos lados del Atlántico, con una amplia gama de nuevas oportunidades de mercado. Abrirá nuevos mercados para los agricultores y ganaderos estadounidenses, creará más oportunidades para las pequeñas empresas, y dará lugar a buenos empleos para los estadounidenses dedicados al packaging, al transporte y a la comercialización de productos orgánicos”. A su vez, Miles McEvoy, del National Organic Program (NOP) del USDA, comentó en la conferencia “US/EU Trade Update” realizada en BioFach Congress que “están abiertos a nuevos acuerdos con otros países, y que actualmente están trabajando en lograr un acuerdo con Suiza, India, Corea del Sur y Japón”. “Este acuerdo viene con un doble valor añadido. Por un lado, los agricultores ecológicos y productores de alimentos se beneficiarán de un acceso más fácil, con menos burocracia y menos costes, tanto para los EE.UU. como para los mercados de la UE, fortaleciendo la competitividad de este sector. Además, mejorará la transparencia de las normas ecológicas, y aumentará la confianza de los consumidores y el reconocimiento de nuestros alimentos y productos orgánicos “, declaró la comisaria europea responsable de Agricultura y Desarrollo Rural, Dacian Ciolos. Fuentes: USDA UE

Leer nota completa