Cultura Orgánica
27 de abril del 2017
México
1 2 3 4 5
ENTREVISTA A JUAN ANDRÉS MALDONADO, DE INVERNADEROS JOSMAR.
Juan Andrés Maldonado, responsable técnico y propietario de invernaderos de la empresa Josmar ...
Manejo de plagas y enfermedades bajo sistemas orgánicos
Una de las preocupaciones que comparten la mayor parte de los productores que se están iniciando, o...
La importancia de la materia orgánica en el suelo
Estamos acostumbrados a oír una y otra vez el término materia orgánica. Podemos tener una ligera ...
Evolución de la fertilidad química de algunos suelos de la zona sur Cuantificando la pérdida de fertilidad de los suelos.
Es ampliamente reconocido el gran deterioro que presentan los suelos del país, esto debido al mal m...
 La aplicación de la tecnología desarrollada puede ejecutarse, pero precisa de un cambio en los hábitos y costumbres del agricultor local
La aplicación de la tecnología desarrollada puede ejecutarse, pero precisa de un cambio en los hábitos y costumbres del agricultor local
En la actualidad, ya sea por motivos medioambientales o económicos, los microorganismos promotores del crecimiento vegetal (PGPR), así como los hongos formadores de micorrizas arbusculares (MA), van ganando terreno al uso indiscriminado de productos químicos como fertilizantes. En el presente trabajo se han seleccionado dos cepas bacterianas: Azospirillum brasilense (fijadora de nitrógeno no simbiótica y productora de auxinas) y Pseudomonas fluorescens (solu...
ENTREVISTA A JUAN ANDRÉS MALDONADO, DE INVERNADEROS JOSMAR.
Juan Andrés Maldonado, responsable técnico y propietario de invernaderos de la empresa Josmar ...
La aplicación de la tecnología desarrollada puede ejecutarse, pero precisa de un cambio en los hábitos y costumbres del agricultor local
En la actualidad, ya sea por motivos medioambientales o económicos, los microorganismos promotores ...
Manejo de plagas y enfermedades bajo sistemas orgánicos
Una de las preocupaciones que comparten la mayor parte de los productores que se están iniciando, o...
La importancia de la materia orgánica en el suelo
Estamos acostumbrados a oír una y otra vez el término materia orgánica. Podemos tener una ligera ...
Evolución de la fertilidad química de algunos suelos de la zona sur Cuantificando la pérdida de fertilidad de los suelos.
Evolución de la fertilidad química de algunos suelos de la zona sur Cuantificando la pérdida de fertilidad de los suelos.
Es ampliamente reconocido el gran deterioro que presentan los suelos del país, esto debido al mal manejo histórico de nuestros suelos y a las particulares características de nuestra condición agroecológica, precipitaciones concentradas en invierno y grandes extensiones de suelos con fuertes pendientes. Esto implica que nuestros suelos presentan un gran potencial de erodabilidad. Ahora bien, la zona sur por sus condiciones agroecológicas, es decir, la presencia...
ENTREVISTA A JUAN ANDRÉS MALDONADO, DE INVERNADEROS JOSMAR.
Juan Andrés Maldonado, responsable técnico y propietario de invernaderos de la empresa Josmar ...
La aplicación de la tecnología desarrollada puede ejecutarse, pero precisa de un cambio en los hábitos y costumbres del agricultor local
En la actualidad, ya sea por motivos medioambientales o económicos, los microorganismos promotores ...
Manejo de plagas y enfermedades bajo sistemas orgánicos
Una de las preocupaciones que comparten la mayor parte de los productores que se están iniciando, o...
Evolución de la fertilidad química de algunos suelos de la zona sur Cuantificando la pérdida de fertilidad de los suelos.
Es ampliamente reconocido el gran deterioro que presentan los suelos del país, esto debido al mal m...
La importancia de la materia orgánica en el suelo
La importancia de la materia orgánica en el suelo
Estamos acostumbrados a oír una y otra vez el término materia orgánica. Podemos tener una ligera idea de que cuanto mayor sea la cantidad de este componente en un suelo mayor cantidad tendrá. Sin embargo, no vemos el aspecto técnico que rodea al concepto de componente orgánico. Hoy, en Agromática, vamos a desvelar algunos aspectos interesantes de lo que conocemos como materia orgánica. Si tuviéramos la capacidad de dividir un suelo en 2 componentes, lo har...
ENTREVISTA A JUAN ANDRÉS MALDONADO, DE INVERNADEROS JOSMAR.
Juan Andrés Maldonado, responsable técnico y propietario de invernaderos de la empresa Josmar ...
La aplicación de la tecnología desarrollada puede ejecutarse, pero precisa de un cambio en los hábitos y costumbres del agricultor local
En la actualidad, ya sea por motivos medioambientales o económicos, los microorganismos promotores ...
La importancia de la materia orgánica en el suelo
Estamos acostumbrados a oír una y otra vez el término materia orgánica. Podemos tener una ligera ...
Evolución de la fertilidad química de algunos suelos de la zona sur Cuantificando la pérdida de fertilidad de los suelos.
Es ampliamente reconocido el gran deterioro que presentan los suelos del país, esto debido al mal m...
Manejo de plagas y enfermedades bajo sistemas orgánicos
Manejo de plagas y enfermedades bajo sistemas orgánicos
Una de las preocupaciones que comparten la mayor parte de los productores que se están iniciando, o bien, se encuentran en proceso de transición de una producción bajo sistema convencional a orgánico, es gestionar el manejo de plagas, malezas, enfermedades aunado a emplear las mejores prácticas de la fertilidad del suelo y nutrición del cultivo. Mediante la producción orgánica es posible y necesario producir alimentos de alta calidad junto con conservar y...
La aplicación de la tecnología desarrollada puede ejecutarse, pero precisa de un cambio en los hábitos y costumbres del agricultor local
En la actualidad, ya sea por motivos medioambientales o económicos, los microorganismos promotores ...
Manejo de plagas y enfermedades bajo sistemas orgánicos
Una de las preocupaciones que comparten la mayor parte de los productores que se están iniciando, o...
La importancia de la materia orgánica en el suelo
Estamos acostumbrados a oír una y otra vez el término materia orgánica. Podemos tener una ligera ...
Evolución de la fertilidad química de algunos suelos de la zona sur Cuantificando la pérdida de fertilidad de los suelos.
Es ampliamente reconocido el gran deterioro que presentan los suelos del país, esto debido al mal m...
ENTREVISTA A JUAN ANDRÉS MALDONADO, DE INVERNADEROS JOSMAR.
ENTREVISTA A JUAN ANDRÉS MALDONADO, DE INVERNADEROS JOSMAR.
Juan Andrés Maldonado, responsable técnico y propietario de invernaderos de la empresa Josmar Desde hace varios años, Bonora Nature se propuso demostrar que en la atención directa, seguimiento personalizado y “cariño/compromiso” para con los cultivos que a nivel nacional su equipo Técnico Comercial atendía entre una gran selección de grandes productores exigentes, estaba la clave del éxito más allá de las simples ventas. El objetivo era mucho má...

Recientes

ENTREVISTA A JUAN ANDRÉS MALDONADO, DE INVERNADEROS JOSMAR.

Juan Andrés Maldonado, responsable técnico y propietario de invernaderos de la empresa Josmar Desde hace varios años, Bonora Nature se propuso demostrar que en la atención directa, seguimiento personalizado y “cariño/compromiso” para con los cultivos que a nivel nacional su equipo Técnico Comercial atendía entre una gran selección de grandes productores exigentes, estaba la clave del éxito más allá de las simples ventas. El objetivo era mucho más ambicioso: demostrar y satisfacer. Hoy es ya una realidad, y prueba de ello nuestro agradecimiento e ilusión compartida a través de JOSMAR . Empresa líder en El Ejido en producción de pepino Holandés y referente en cuanto a calidad y además en el sector ecológico. Su muy orgulloso pero humilde líder, Juan Andrés Maldonado, quien ratifica nuestro esfuerzo y calidad de las soluciones que le propusimos. - M: Hoy por hoy tu producción es 100% ecológica, ¿Desde cuando es así y que te llevo a esta conversión del cultivo?  -JA: Llevaré unos 7 años, una de las causas que me llevó a ello fue pensar en el medio ambiente, en contaminar lo menos posible y  hacer los productos lo más naturales que pudiera. Además, las aplicaciones químicas y tratamientos en el cultivo me afectaban bastante,  así que tenía que dar una alternativa o dejar de tratar. - M: Para ser un productor ecológico ¿Hace falta tener una concienciación especial, una preocupación por la calidad/salubridad más que por la cantidad y el negocio en sí? - JA: No, yo creo que como tu bien dices hay que hacer esto por la calidad y por sacar un producto limpio y natural, más que por el dinero. Porque en este sentido, a veces estas vendiendo a los mismos precios o incluso pierdes parte de la cosecha por los problemas que te puedan ocasionar otros factores. Pero si es verdad que un agricultor eco creo q nunca volvería hacia atrás, yo no lo haría después de ver todo lo que he aprendido y lo q sé. Con lo bueno que es lo natural y lo bien que estas dentro de tu invernadero, no volvería a ir hacia atrás. - M: ¿Qué satisfacción personal le reporta el saber que su propuesta y apuesta es valorada de calidad y que de cierta forma está colaborando no solo a poner en el mercado productos saludables para el ser humano sino no perjudiciales durante su producción para con el medio ambiente? - JA: La satisfacción de saber que estoy aportando un grano de arena, que creo deberíamos aportar cada persona.Pero pienso en que cualquier persona puede estar comiendo mi producto, que lo estoy haciendo con todo el cariño del mundo y además es natural, satisface bastante. - M: ¿Está el sector, las instituciones y los diferentes agentes que intervienen preparados y lo suficientemente concienciados para apoyar esta tendencia cada vez más presente? - JA: Si, yo creo que sí, estoy viendo día a día compañeros que tienen bastante fincas, que son quizá los más reacios a convertir sus cultivos porque tienen muchosmetros de tierra y ello conlleva mucho tiempo, ganas y esfuerzo, pero aún así se informan mucho, no paran de llamarme para interesarse,preguntar qué hacer y cómo etc…ahora entre varios estamos haciendo un curso de biodinámica porquesentimos la necesidad profundizar, transformar y adecuar los conocimientos adquiridos a esta forma alternativa de trabajar la tierra, que aunque lleva poco tiempo en la agricultura española, cada vez más empresas se interesan por ello. - M: Después de muchos años en ecológico, la experiencia es un grado y en consecuencia el control de los posibles inconvenientes que durante el ciclo aparezcan así como los resultados obtenidos. Pero hasta llegar hasta aquí ¿cuál ha sido la evolución y cuáles fueron las mayores dificultades ya superadas por las que tuvo que pasar? - JA: cuando yo empecé apenas había conocimientos sobre la agricultura ecológica en mi entorno, es más, a mi me decían que como iba a hacer eco, que me iban a comer las plagas y enfermedades por no poder aplicar químicos etc. y he ido evolucionando poco a poco y adquiriendoconocimientos (hoy en día todo ha cambiado y todos los días me llaman compañeros u otros técnicos para preguntarme como hago yo esto o aquello). La mayor dificultad ha sido encontrar productos efectivos para controlar plagas y/o enfermedades que no dejen residuo y que a su vez sean eficaces. - M: A la hora de comenzar con un nuevo ciclo de cultivo, qué es para usted lo más importante a garantizar, preparar y prevenir? - JA: Preparar, lo más importante es preparar un buen abonado de fondo por ejemplo con una materia orgánica compostada (Fertilizante 100% orgánico Bonora) es primordial. Y aplicar lo que te permita por hectárea. Debemos tener en cuenta también que se debe cerrar correctamente el invernadero para que no entren plagas del exterior, pero a la vez tener una buena ventilación. Tanto para expulsar el aire caliente como para hacer que circule dentro del recinto, a la hora de evitar esas plagas y enfermedades. Y sobre todo intentar no hacer un marco/margen de plantación muy fuerte o denso, para evitar esa proliferación de bacterias y de hongos. - M: Como parte de su protocolo es fundamental que el cultivo se desarrolle lo más fuerte posible, estimulando no solo sus defensas sino su resistencia para combatir las diferentes situaciones por las que va a atravesar. Qué criterios tiene en cuenta a la hora de seleccionar las diferencias alternativas con las que cuenta- a nivel de soluciones/formulaciones ¿Qué garantías exige? - JA: La primera garantía y exigencia más importante es que el producto no venga con ningún residuo.Y lo segundo es que con el tratamiento que se vaya a utilizar no maltrate a la planta y que lógicamente funcione. Es evidente que si tienes una planta mas fuerte vas a tener muchos menos problemas.Sobre todo, lo que necesitamoslos agricultores son garantías reales de que lo q estamos aplicando en nuestros cultivos, es ciertamente lo que el sello ecológico certifica. En este campo, cuando se habla de que los agricultores hacen las cosas mal, no se buscan hacerlas así puesto que comemos y vivimos de nuestro trabajo en los cultivos, y no nos arriesgaríamos a hacer algo que nos quite el pan. La lástima es que hay muy pocas marcas que la información que dan con su sello sea veraz o 100% real. Así que cuando utilizo un producto nuevo, analizo después de su aplicación, tanto el suelo como la planta (hoja y fruto) para asegurarme de que no voy a tener problemas. A veces, cuando no conozco la marca, hago un análisis del producto antes de aplicarlo al cultivo. - M: Desde Bonora Nature queremos agradecerle que apostara por nosotros y nuestras SOLUCIONES BONORA y en consecuencia nos haya permitido formar parte del resultado de la calidad de sus cultivos. ¿Qué beneficios más destacables del uso y aplicación encontró tanto en cultivo como en suelo desde que comenzamos juntos a tutelar su producción? - JA: En primer lugar, en el suelo, antes de realizar la plantación apliqué vuestra materia orgánica como abonado de fondo. Esto ha mejorado la estructura del suelo, tengo un suelo más esponjoso, más fértil y parte de la nutrición disponible para la planta ahí. Y en el cultivo en general, gracias a productos vuestros como “Protection” que potencia el crecimiento y su resistencia a situaciones de estrés, tengo plantas más fuertes, más sanas y como consecuencia muchos menos problemas. Si acompañamos esto a una buena ventilación, en ecológico, tenemos los problemas resueltos. - M: ¿Ha habido un antes y un después de incorporar las soluciones Bonora a sus protocolos? - JA: si, yo tenía problemas de pérdidas de plantas, por ejemplo, por botrytis, y ahora al con una buena nutrición y aplicando “Fungis” que previene enfermedades porque es cobre en forma de gluconato de cobre, junto con “Universal” que es un fertilizante orgánico de  equilibrado aporte NPK enriquecido  con  aminoácidos para optimizar el aporte de nitrógeno, ha mejorado la retención de agua y la absorción de nutrientes de la planta, y al tener la planta más fuerte  estoy teniendo muchos menos problemas. CO

Leer nota completa

La aplicación de la tecnología desarrollada puede ejecutarse, pero precisa de un cambio en los hábitos y costumbres del agricultor local

En la actualidad, ya sea por motivos medioambientales o económicos, los microorganismos promotores del crecimiento vegetal (PGPR), así como los hongos formadores de micorrizas arbusculares (MA), van ganando terreno al uso indiscriminado de productos químicos como fertilizantes. En el presente trabajo se han seleccionado dos cepas bacterianas: Azospirillum brasilense (fijadora de nitrógeno no simbiótica y productora de auxinas) y Pseudomonas fluorescens (solubilizadora de fósforo y productora de sideróforos), y tres cepas de hongos: Funneliformis mosseae, Rhizophagus intraradices y Glomus desertícola, para su uso como biofertilizantes en cultivos de distintas especies agrícolas (tomate, pimiento, melón, lechuga, patata, ajo y cebolla), tanto en cultivos convencionales como ecológicos. El tratamiento con estas dos bacterias PGPR, produjo incrementos del peso fresco en patata (>100%), lechuga (>50%), ajo (>50%), no detectándose en cebolla. Estos incrementos se observaron tanto en cultivos de tipo convencional como ecológico, si bien fueron algo superiores en los ecológicos (patata y ajo). Los resultados obtenidos en el cultivo de plantas de tomate micorrizadas mostraron un ahorro de agua del 25%, del 40% en fitosanitarios, del 25-30% en fertilizantes minerales y un aumento de la producción de un 10%. Los tratamientos con hongos micorrícicos en plantas de lechuga mostraron un aumento de la producción de un 20%. En el caso del pimiento no se observaron diferencias, probablemente porque los porcentajes de micorrización obtenidos en semillero fueron muy bajos.  Introducción Los fertilizantes biológicos son productos que contienen microorganismos como sustancia activa que incluyen, actualmente, diferentes grupos de hongos, bacterias y algas. Entre los más usados en agricultura destacan los hongos formadores de micorrizas arbusculares y las bacterias promotoras del crecimiento vegetal, denominadas PGPR por sus iniciales en inglés (Kloepper et al. 1980). Es extensa la bibliografía que demuestra que la introducción de una buena selección de hongos micorrícicos arbusculares (MA) en los suelos de cultivo agrícola mejora la nutrición vegetal, el crecimiento (Smith y Read 2008) y la tolerancia de las plantas frente a problemas de salinidad y sequía (Morte et al. 2000, Dell’Amico et al. 2002, Navarro et al. 2014). De forma parecida, las PGPR son un grupo heterogéneo de bacterias del suelo que pueden estimular el crecimiento de las plantas, protegerlas de enfermedades, y aumentar su rendimiento (Bhattacharyya y Jha, 2012). A pesar del efecto beneficioso de las bacterias PGPR para las plantas, por lo general su concentración en los suelos no es lo suficientemente alta para competir con otras bacterias comúnmente establecidas en la rizosfera. Por lo tanto, puede ser de gran utilidad agronómica la inoculación de elevadas concentraciones de microorganismos con contrastada actividad PGPR (Igual et al. 2001). Nuestro objetivo es analizar el efecto de la aplicación de tratamientos a base de bacterias con actividad PGPR, principalmente fijadoras de nitrógeno y solubilizadoras de fósforo, bien juntas o por separado, sobre el crecimiento de plantas hortícolas tales como: lechuga (Lactuca sativa, tipo iceberg), patata (Solanum tuberosum, variedad spunta), ajo morado (Allium sativum) y cebolla (Allium cepa). Y de la misma forma valorar el efecto de los hongos formadores de MA, (en una mezcla de tres especies) en el cultivo de algunas especies de plantas hortícolas. El presente trabajo se realizó con la colaboración de Thader Biotechnology S.L., empresa de base tecnológica ‘spin off’ de la Universidad de Murcia, que entre otros temas se dedica a la producción de biofertilizantes, con una amplia gama de productos agrícolas basados en el uso de microorganismos como sustancia activa. Materiales y métodos Material bacteriano Se utilizaron dos cepas bacterianas aisladas y seleccionadas por el equipo de investigación de Thader Biotechnology S.L.: Azospirillum brasilense (bacteria fijadora de nitrógeno no simbiótica), y Pseudomonas fluorescens (bacteria solubilizadora de fósforo). En los estudios de caracterización de estas cepas, en lo relativo a su actividad PGPR, se pudo comprobar que A. brasilense además de la fijación de nitrógeno presentaba una alta producción de auxinas (94,2 µg AIA/ml), mientras que P. fluorescens además de la solubilización de fósforo (79,2 µg P/ml) ha mostrado una gran capacidad de producción de sideróforos (31,7 µg equivalente sideróforo/ml) (Navarro-Ródenas et al. 2016). Las bacterias se cultivaron en un caldo nutritivo (Scharlau), en los bioreactores Biostat B y Biostat C (Braun-Biotech-International). La formulación de producto final bacteriano fue en cultivo líquido, para los tratamientos de patata, ajos y cebollas; mientras que se utilizó la formulación ‘polvo mojable’ (mezcla del cultivo bacteriano con sustancias inertes y secado) para el tratamiento lechuga. La concentración bacteriana fue, en todos los casos, superior a 108 UFC/ml. Material Fúngico Se utilizaron 3 cepas fúngicas, aisladas en las provincias de Murcia y Alicante, Funneliformis mosseae, Rhizophagus intraradices y Glomus desertícola. El inóculo está compuesto por una mezcla de sustrato, raíces cortas micorrizadas y esporas y se produce en jardineras utilizando el sorgo como planta trampa para completar su ciclo. En todos los casos, la inoculación se realizó en semillero, mezclando el inóculo con el sustrato de siembra. Las plantas utilizadas fueron tomate, lechuga, melón y pimiento. Se ensayaron distintas reducciones en fertilización y riego para evaluar su efecto en plantas micorrizadas y no micorrizadas. La metodología seguida para la revisión del estado micorrícico, en todas las plantas estudiadas, consiste en un lavado y separación del sistema radical, tinción de estas raíces con azul tripán (Phillips y Hayman, 1970) y cuantificación del porcentaje de micorrización (Giovanetti y Mosse, 1980). Tratamientos bacterianos Lechuga La experiencia tuvo lugar en la finca Las Norias, en Huércal-Overa, localizada en Almería. La parcela objeto de estudio se localiza en la Finca El Romeral, donde se cultivó la planta objeto del estudio mediante agricultura convencional. El marco de plantación fue de 0,30x0,90 m. Se ha realizado rotación de cultivos con melón o lechuga y el sistema de riego fue por goteo. Se utilizó como especie objeto de estudio Lactuca sativa, tipo iceberg. Se han estudiado 3 hectáreas, una de control sin tratamiento con bacterias, otra con P. fluorescens (P) y otra con A. brasilense (N) con dosis de 1 kg/ha en su formulación ‘polvo mojable’, a lo largo del ciclo del cultivo se realizaron 2 aplicaciones, mediante el riego por goteo con 30 días de intervalo. Paralelamente, durante el ciclo de cultivo, la parcela fue tratada con fertilizantes: estiércol, nitrato amónico, calcitrón, potasa complejada, complejo fósforo y ácido nítrico, y fitosanitarios: Steward, Moller balg, Altacor, extracto cítrico, N. equisetum, Urzac 60. Se recogió un único muestreo una semana previa a la cosecha, de cada tratamiento se recogieron 20 muestras, y se calculó el peso fresco de cada lechuga. Patata La experiencia tuvo lugar en una finca de agricultura ecológica en el Cabezo de la Plata, Sucina, Murcia. El marco de plantación fue de 35.000-66.000 tubérculos/ha, presenta rotación de cultivos, siendo la última plantación con tomate, y el tipo de agricultura es ecológica. El riego es por goteo, teniendo lugar 2-3 veces por semana. Como finca ecológica se utiliza productos permitidos por la legislación vigente contenida en el Reglamento CEE nº 2092/91 del Consejo de 24 de junio de 1991 sobre la producción agrícola ecológica. Se utilizó como especie objeto de estudio, Solanum tuberosum var. spunta. Para cada tratamiento se utilizó una fila con 35 plantas, una de control sin adición de bacterias otra con P. fluorescens (P) y otra con A. brasilense (N), con dosis de 1 litro/ha en su formulación de cultivo líquido. A lo largo del ciclo del cultivo se realizarán 3 aplicaciones de forma manual, cada una de ellas con 30 días de intervalo (Figura 1). De cada tratamiento, de un total aproximado de 35 plantas/tratamiento, se recogieron los tubérculos de 10 plantas. Se tomaron datos de la producción por tratamiento y del peso medio de las patatas. Figura 1: Plantas de patata Solanum tuberosum var. spunta tratadas con Azospirillum brasilense (N, fila primera por la izquierda), con Pseudomonas fluorescens (P, fila segunda por la izquierda) y plantas control no tratadas (C, fila séptima por la izquierda), a los 30 días (a) y 60 días (b) después de la aplicación bacteriana. Ajo morado Los estudios tuvieron lugar en las fincas siguientes: Ajo morado en cultivo convencional en la finca Casa Grande, Barrax, Albacete, con una superficie de 96 hectáreas; y en cultivo ecológico en la finca de la Hoya del Conejo, Robledo (Albacete), con una superficie de 24 hectáreas. El riego fue por aspersión. Las dosis de inóculo de bacterias fueron de 1 litro de P. fluorescens y otro de A. brasilense conjuntos (N+P) por hectárea, en cada una de las tres aplicaciones realizadas mediante el riego por aspersión, cada una de ellas con 30 días de intervalo. Se trataron con bacterias dos hectáreas de cada finca, con el fin de observar las posibles diferencias en el crecimiento y producción con respecto al resto de superficie no tratada (control). Paralelamente, durante el ciclo de cultivo, la parcela fue tratada con los siguientes productos: Ajo morado en cultivo convencional: Triple 15/15N-15P-15K, Entec 26/26% nitrógeno total (fertilizantes) y Mextrol/Ioximil 22,5% (herbicida). Ajo morado en cultivo ecológico: Venus Vitop/6N-7P-7K (fertilizante ecológico). Los muestreos se realizaron una semana antes del comienzo de la cosecha. Se cogieron al azar 50 plantas en cada uno de los casos, y se procesaron como es habitual en la industria del ramo, es decir, se dejaron secar durante 10 días y se les cortaron las hojas y las raíces. Posteriormente, cada cabeza de ajos fue pesada. Cebolla El estudio se realizó en la finca Casa Grande, en Barrax, Albacete, con una superficie cultivada de 28 hectáreas, donde se cultivó la planta objeto del estudio mediante agricultura convencional. Las dosis de inóculo de bacterias fueron de 1 litro de P. fluorescens y otro de A. brasilense conjuntos (N+P) por hectárea, en cada una de las tres aplicaciones, realizadas mediante riego por aspersión, cada una de ellas con 30 días de intervalo. Se trataron con bacterias dos hectáreas, con el fin de observar las posibles diferencias en el crecimiento y producción con respecto al resto de superficie no tratada con bacterias (control). Paralelamente, durante el ciclo de cultivo, la parcela fue tratada con los siguientes productos: Triple 15/15N-15P-15K, Entec 26/26% nitrógeno total (fertilizantes) y Mextrol/Ioximil 22,5% (herbicida). Los muestreos se realizaron la misma semana de comienzo de la cosecha. Se cogieron al azar 21 plantas en cada uno de los casos (tratadas y control), posteriormente y una vez cortadas las hojas y raíces cada cebolla fue pesada. En todos los casos, a los datos obtenidos se les realizó un análisis de varianza (ANOVA) mediante el programa estadístico SPSS. Tratamientos con hongos micorrícicos Lechuga Se utilizaron lechugas tipo iceberg variedad Fortunas, en cultivo ecológico. El cultivo dispuso de una manta térmica, que se retiró posteriormente. El suelo estuvo acolchado con plástico negro. El número total de plantas inoculadas fue de 102.600 plantas y la dosis de inóculo fue de 0,5 g/planta. Tomate Se realizaron ensayos con la variedad Boludo, a un total de 2.717 plantas. La inoculación se realizó a una dosis de 2 g/planta. Se realizaron muestreos periódicos del sistema radical. El marco de plantación fue de 1,4 x 0,6 m, equivalente a unas 11.900 plantas /ha. Las plantas se dispusieron en caballones con plástico negro para el control de malas hierbas y mantenimiento de la humedad. Se realizó una aportación de estiércol ovino de 5 Kg/m2 como abonado de fondo. Y como fertilizante se utilizó exclusivamente materia orgánica líquida y cuatro aplicaciones de hierro al 6%. Como tratamientos, se realizaron seis aplicaciones de azufre cúprico y dos con Bacillus thuringiensis. Se tomaron datos de producción (peso y calibre de los tomates), consumo hídrico, consumo de fitosanitarios, observaciones sobre plagas y enfermedades y mortalidad de las plantas. Además, como en todos los casos, se realizaron muestreos periódicos del sistema radical. Melón El ensayo de micorrización se realizó con melón Galia variedad Danubio. Se inocularon un total de 100.000 plantas a una dosis de inóculo de 2 g/planta. El marco de plantación fue de 2x0,8. Se ensayaron reducciones de fertilizantes y de agua, así como observaciones relacionadas con la sanidad vegetal y se estimó la producción en peso y nº de piezas. Paralelamente, se realizaron muestreos del sistema radical a la salida del semillero y en el momento del corte del melón. Pimiento En este caso, la variedad de pimiento utilizada ha sido la variedad Orlando. Se inocularon un total de 1.512 plantas, a una dosis de inóculo de 2 g/planta. La fertilización de fósforo se redujo al 50% en semillero. Resultados y Discusión Tratamientos bacterianos Se observó que todos los tratamientos produjeron un incremento del peso fresco de los distintos productos agrícolas, excepto en el caso de las cebollas. Si bien estos incrementos fueron estadísticamente significativos para lechuga, patata y ajo, no se detectaron variaciones significativas para cebolla (Tabla 1). Tabla 1: Resultados de los distintos tratamientos de las especies agrícolas tratadas con biofertilizantes bacterianos (N=A. brasilense, P=P. fluorescens). S=diferencia significativa (P<0,05), NS=diferencia no significativa (P>0,05), según el test de homogeneidad de varianzas. En cuanto a las formulaciones de presentación del producto microbiano (líquida para patata, ajo, cebolla y ‘polvo mojable’ para lechuga), ambas fueron efectivas, produciendo incremento de la productividad vegetal. Por otro lado, el factor que afectó más a la eficacia del tratamiento fue el método de aplicación, ya que mediante riego por aspersión (ajo y cebolla) se ha mostrado menos eficaz que por riego por goteo (lechuga), siendo la más eficaz la aplicación manual del producto directamente sobre el suelo agrícola (patata). De estos resultados se pueden deducir que el tratamiento con PGPR fue efectivo tanto en las aplicaciones de P. fluorescens (P) y A. brasilense (N) por separado como conjuntas, excepto en cebolla. Siendo positivos tanto para cultivos convencionales como ecológicos, si bien fueron algo superiores en los ecológicos (patata y ajo). Con estos ensayos se pretende comprobar si los efectos beneficiosos de las bacterias PGPR sobre las plantas en condiciones de laboratorio pueden ser en alguna medida extrapolables a las condiciones de campo, donde las bacterias se ven sometidas a condiciones ambientales adversas tales como altas concentraciones de contaminantes químicos, alta salinidad, pH y temperaturas extremas, presencia de organismos antagónicos ya sea por competencia por nutrientes o por antibiosis (Glick et a. 2007). Las bacterias PGPR se pueden utilizar para facilitar el crecimiento de una gran variedad de plantas, especialmente en condiciones de estrés, y se han constituido como una alternativa al uso intensivo de fertilizantes y productos fitosanitarios químicos, los cuales además de constituir un problema medioambiental por su acumulación en suelos y aguas de drenaje, han conllevado una elevación de los costes de producción de muchos alimentos y otros derivados de la agricultura, haciéndolos poco competitivos económicamente (Franco-Correa 2009). Por ello, la utilización de bacterias PGPR como biofertilizantes agrícolas se ha extendido sobre todo en países en vía de desarrollo, y especialmente en centro y sud-américa, baste citar algunos ejemplos como cultivos de arroz, tomates y pastos en Colombia (Bernal et al. 2000; Lara et al. 2011), arroz y sorgo en Cuba (Rives et al. 2007; Pérez et al. 2010), soja en Canadá (Freitas et al. 1997), etc. En nuestro caso, a la vista de estos resultados, podría decirse que preliminares, creemos que las bacterias PGPR juegan un importante papel en el desarrollo de un tipo de agricultura ecológica, incrementando los rendimientos y al mismo tiempo mejorando la calidad de los suelos, tanto agrícolas como forestales. Tratamientos con hongos micorrícicos Los resultados obtenidos de los ensayos de micorrizaciópn con las distintas especies y en distintas condiciones muestran, en general, elevados porcentajes de micorrización, exceptuando el pimiento, como se observa en la Tabla 2.   En los ensayos realizados en tomate, los resultados obtenidos en base a las observaciones a nivel de la producción mostraron que las plantas de tomate micorrizadas respecto a las plantas no micorrizadas, tuvieron un ahorro del 25% en agua de riego, del 40% en fitosanitarios, tanto de aplicación en el agua de riego como foliares y de un 25-30% en fertilizantes minerales. Con respecto a enfermedades, las plantas micorrizadas tuvieron menos ataque de patógenos, sobre todo oídio, y el porcentaje de plantas muertas por colapso fue casi nulo. En general, las plantas de tomate micorrizadas presentaron un crecimiento y estado fisiológico y nutricional mucho más equilibrado de las no micorrizadas, lo que se tradujo en un incremento del 10% en la producción para exportación, sobre todo por el mayor calibre de los tomates al final del cultivo. Todos los ensayos realizados con tomate han dado buenos resultados en cuanto a producción y adelanto del cuajo en la cosecha, aunque los porcentajes de micorrización no fueran demasiado elevados. A corto y largo plazo, los datos de producción de las plantas de tomate micorrizadas muestran un peso mayor en la cosecha, aunque el grado de micorrización de sus raíces en campo es bastante bajo. Otro efecto observado es que la planta micorrizada prolonga su producitividad en el tiempo; se agota posteriormente respecto de la no micorrizada. En el caso de lechuga, los resultados muestran un 20% de peso en las plantas micorrizadas respecto a las plantas no micorrizadas, con un elevado porcentaje de micorrización. Este hecho era de esperar si se tiene en cuenta que la lechuga se utiliza habitualmente como ‘planta trampa’, por su rápida respuesta a la micorrización (Díaz, 1992) y debido a que su ciclo biológico se completa en 3-4 meses. En el caso del melón, los resultados obtenidos en cuanto a la producción de las plantas micorrizadas (38,7 Tm) frente a las no micorrizadas (28,4 Tm) supuso un aumento de 10,3 Tm/ha con planta micorrizada, lo que supone un incremento del 36% de la producción. Además, se observaron otros resultados interesantes como la reducción en la fertilización fosfórica en un 100%, en la fertilización nitrogenada y potásica en un 20%, en el agua de riego de un 25% y no fue necesaria la aplicación de fungicidas. Por el contario, los resultados obtenidos en los ensayos de micorrización en pimiento no mostraron diferencias entre las plantas micorrizadas y las no micorrizdas en cuanto a producción, sanidad, ahorro de fertilizantes, plaguicidas o agua. En general se puede observar que el pimiento es una especie poco susceptible a la micorrización, además tiene una respuesta lenta a la colonización micorrícica, por lo que es necesario ajustar al máximo los inóculos utilizados. Se necesitarían más ensayos para controlar las ventajas que pueda representar el uso de micorrizas arbusculares en este cultivo. De los resultados obtenidos en estos ensayos de micorrización de plantas hortícolas con hongos formadores de micorrizas arbusculares, podemos concluir que la tecnología para la introducción de micorrizas a nivel de producción se ha desarrollado con éxito en tomate, lechuga y melón. De la misma forma, la aplicación de la tecnología desarrollada puede ejecutarse, pero precisa de un cambio en los hábitos y costumbres del agricultor local. Este hecho representa el mayor hándicap para su implantación. Se deben asumir algunos cambios en agricultura, teniendo en cuenta la utilización de organismos vivos (hongos y bacterias), como son disminución de fertilizantes químicos y plaguicidas, y sobre todo, la necesidad de llevar a cabo reducciones de agua. Por último, sería necesario seguir estudiando el comportamiento de las bacterias PGPR en cuanto a sus interacciones con los hongos MA, para llegar a concluir la presencia de relaciones sinérgicas benéficas entre estos dos grupos microbiológicos. CO

Leer nota completa

Manejo de plagas y enfermedades bajo sistemas orgánicos

Una de las preocupaciones que comparten la mayor parte de los productores que se están iniciando, o bien, se encuentran en proceso de transición de una producción bajo sistema convencional a orgánico, es gestionar el manejo de plagas, malezas, enfermedades aunado a emplear las mejores prácticas de la fertilidad del suelo y nutrición del cultivo. Mediante la producción orgánica es posible y necesario producir alimentos de alta calidad junto con conservar y mejorar los recursos naturales, promoviendo el cuidado preventivo de la salud y el bienestar tanto de los trabajadores agrícolas y consumidores, como también de los organismos que integran el ecosistema. Hablemos de los insumos utilizados para el manejo preventivo de plagas, enfermedades y malezas del cultivo. Opciones para los productores El objetivo es emplear productos para el control de plagas cuyos principios activos tienen el efecto de repeler o matar a los insectos. Resalta el uso de los extractos vegetales debido a que estos no causan daño al ambiente. En el campo se usan diluciones de hojas de plantas con actividad insecticida o sus aceites esenciales a diferentes concentraciones, dependiendo de la severidad de la plaga y del cultivo a tratar. Dentro de ellos destaca el Neem, el cual contiene diversos componentes con actividad insecticida, siendo el más importante la azadiractina. Favor de referirse a la tabla que lista las sustancias permitidas de parte del Reglamento de la Ley de Productos Orgánicos de México. Aquí se señalan los agentes que se permiten utilizar para el manejo ecológico de insectos, hongos, virus, bacterias y arvenses. La azadiractina es un tetranortriterpenoide natural que tiene la ventaja de degradarse rápidamente en el medio ambiente, con baja toxicidad para humanos. Además, no crea resistencia debido a la presencia de diferentes compuestos con actividad insecticida y actúa por contacto o por ingestión. De acuerdo con la Ley de Productos Orgánicos, en el apartado de Gestión de la Fertilidad: “Para mantener o aumentar [la fertilidad] en el suelo se compromete a efectuar un adecuado programa de rotación plurianual, recurriendo a la sucesión de un cultivo en la misma parcela por un máximo de dos ciclos consecutivos.” Abonos orgánicos Durante el pasado panel de Producción y Comercialización de Tomate Fresco Orgánico, dentro del Congreso Internacional del Tomate, la audiencia señaló el uso de composta, lo cual como bien se sabe, la aplicación abundante de estiércoles con el tiempo tendrá un efecto positivo en cuanto a las condiciones físicas del suelo. Sin embargo, es necesario estar pendiente de algún incremento en la conductividad eléctrica (CE), ya que evidentemente una alta CE se relaciona con el grado de salinidad del suelo, resultando prudente aplicar según resultados de análisis de suelo. Al aplicar materiales orgánicos (estiércoles, abonos verdes, compostas, etc) al suelo, se promueve el crecimiento de raíces, y la absorción de nutrimentos con repercusión en el rendimiento. En el caso de uso de estiércol, estiércol seco y cama de pollos, estiércol en abono y efluente de criaderos líquidos, la cantidad empleada en el año solar respetará el límite de 170 kg de nitrógeno por hectárea de SAU. Manejo de productos de control Si un nutriente adecuado de vegetales en rotación o el acondicionamiento del suelo no pudieran ser obtenidos con los medios antes indicados, se recurrirá al empleo de productos admitidos en el la Ley de Productos Orgánicos. Serán conservados en la empresa y otorgados a disposición en el momento del control. El productor mantendrá actualizados todos los documentos que justifican la necesidad de recurrir a tales productos, entre estos: la relación técnica agronómica, el certificado de análisis del terreno, la carta de los suelos, entre otros. Sin embargo, el Ing. Rafael Vázquez Arechiga, en su papel de gerente de productores para una de las empresas comercializadoras más importantes de Berries, dice estar de acuerdo en cuanto al manejo, prevención – control de plagas,  y enfermedades sea uno de los mayores retos que se tienen que enfrentar los productores al momento de incursionar en la producción bajo  sistemas orgánicos, aunque también nos comenta que encontrar una cadena de comercialización redituable, cumplir los estándares de las certificadoras, selección de terreno y su gestión para el manejo de fertilidad del suelo también son desafíos importantes, concluye.  CO

Leer nota completa

Más leídos

Evaluación de actinomicetos con actividad fungicida: herramienta de biocontrol.

M en C. Maribel Flores González, Jorge A. Ramírez Fajardo. IPN-CIBA-Tlaxcala maribelfloresg@hotmail.com I. RESUMEN Los actinomicetos son bacterias filamentosas Gram-positivas, los cuales conforman el grupo microbiano más abundante en suelos y compostas (Alexander, 1997; Nola y Cross, 1988). Este grupo comprende además a los microorganismos más importantes desde el punto de vista industrial tanto químico como farmacológico (Crawford, 1988). Dentro de los actinomicetos, se encuentra el género Streptomyces, que es conocido como el productor más importante de metabolitos secundarios, las evaluaciones recientes de estreptomicetos como organismos potenciales antagonistas contra patógenos de plantas, se han enfocado en la habilidad del microorganismo para producir metabolitos antifungales, por ejemplo, S. hygroscopicus var. geldanus, inoculado en suelo estéril, antagoniza a Rhizoctonia solani, el hongo de la pudrición de raíz de frijol, debido a la producción de geldanamicina (Rothrock, 1984). El control de plagas con productos químicos es cada vez más complicado. La exigencia por los consumidores en la reducción de la aplicación de estos productos es cada vez más notable. Los productos agroquímicos no siempre dan buenos resultados, por lo que se busca una alternativa más sana y menos peligrosa para el hombre y el medio ambiente. El control biológico es el empleo de insectos o microorganismos depredadores para combatir las plagas que afectan los cultivos, de esta manera, se evita o reduce el empleo de plaguicidas que dejan residuos tóxicos en los frutos y plantas. MATERIAL Y MÉTODOS Aislamiento de actinomicetos Se aislaron bacterias del grupo actinomiceto de diferentes zonas climáticas del estado de Puebla y se les realizó pruebas de antagonismo para detectar actividad fungicida (tabla 1). Tabla 1. Actividad fungicida de las cepas de actinomicetos recolectados de las diferentes zonas climáticas. Cepas de actinomicetos Actividad Fungicida Chacalapilla 1 X Chacalapilla 2 X 010 0 E2c X E11 0 E16 0 E23 0 E24 0 E26 X E27 0 E28 X E261 XXX E262 X Oax1 0 Oax2 0 H1a XX Cepas de actinomicetos Actividad Fungicida H1b 0 H1c XX H1d 0 H21 0 H22 X H23 0 HP1 0 H5 XXX Zap1 0 Zap2 XXX Zap3 0 Zap4 0 xxx = actividad fungicida alta, xx = actividad fungicida media, x= actividad fungicida baja, 0= actividad fungicida nula Producción de biomasa de bacterias. Las cepas con actividad fungicida se inoculó en medio de cultivo, para obtener de cada cepa una alta concentración de esporas las cuales se utilizaron para inocular suelo estéril utilizado como sustrato para sembrar semillas de jitomate y perejil. Los cultivos de jitomate y perejil fueron inoculados con esporas de actinomicetos y de cepas de diferentes hongos como fueron Pythium sp, Fusarium sp, y Rizotocnia sp. RESULTADOS Las cepas de actinomicetos seleccionadas fueron a) E261, b) H5y c) Zap2, por presentar un halo grande de inhibición de crecimiento del hongo fitopatógeno. Además se evaluó en efecto de la actividad de las cepas de actinomicetos en las plántulas de interés comercial que se utilizaron (jitomate y perejil) tabla 2. Tabla 2. Diseño de experimento de sistema biológico + cepa bacteriana + hongo fitopatógeno. Sistema biológico Cepa bacteriana Hongo Hongo Hongo Jitomate E261 Pythium sp Fusarium sp Rizotocnia sp. H5 Pythium sp Fusarium sp Rizotocnia sp Zap2 Pythium sp Fusarium sp Rizotocnia sp Control Absoluto -- -- -- -- Sistema biológico Cepa bacteriana Hongo Hongo Hongo Perejil E261 Pythium sp Fusarium sp Rizotocnia sp. H5 Pythium sp Fusarium sp Rizotocnia sp Zap2 Pythium sp Fusarium sp Rizotocnia sp Control Absoluto -- -- -- -- Las evaluaciones que se realizaron a las plántulas de jitomate y perejil en este experimento fueron las siguientes: Altura No. de hojas totales Longitud de raíz total Los resultados obtenidos en la grafica 1, se observan el sistema biológico (jitomate) con la cepa bacteriana, todas las plántulas mostraron un crecimiento mayor comparado con el grupo control, sin embargo la bacteria H5 demostró además de inhibición del hongo fitopatógeno, una actividad fitorreguladora en el crecimiento de la plántula. Las raíces de las plántulas se observaron sanas, por lo que se piensa que las bacterias que inocularon al suelo estéril tienen una actividad fungicida alta y que además pueden mostrar una actividad fitorreguladora en plántulas de jitomate a los 30 días del desarrollo. Jitomate 0 2 4 6 8 10 12 14 Control E261 261NE H5 Zap2 30 Días de crecimiento Altura total Long. Raíz No. de hojas Grafica 1. Suelo Estéril + Cepas Bacterianas En la fotografía 1, se observa el crecimiento de las plántulas con las diferentes cepas de actinomicetos, comparado con el grupo control, en general se observa que el crecimiento de la plántula es mayor que el grupo control así como a la cantidad y la longitud de las raíces de la plántula de jitomate. a) Grupo control, plántula con E261 b) Grupo control, plántula con H5 c) Grupo control, plántula con Zap 2 Fotografía 1. Plántulas de jitomate con inoculo de cepas bacterianas Sin embargo en las plántulas de perejil, se observó que la bacteria H5 no mostro actividad fitorreguladora, pero la actividad fungicida es muy elevada ya que las mediciones de la longitud de raíz es mayor comparado con el grupo control, grafica 2. Perejil 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 S E E261 H5 Zap2 30 Días de crecimiento Altura total Long. Raíz No. de hojas Grafica 2. Suelo Estéril +Cepas Bacterianas Como se observa en la fotografía 2 la carga microbiana benéfica (bacterias E261, H5, Zap2), eliminaron de forma gradual la presencia de hongos fitopatógenos por lo que obtuvimos plántulas de perejil con raíces largas y sin signos de efectos fitopatógenos. a) Grupo control, plántula con E261 b) Grupo control, plántula con H5 c) Grupo control, plántula con Zap 2 Fotografía 2. Plántulas de perejil con inoculo de cepas bacterianas CONCLUSIÓN Muchas cepas del grupo de actinomicetos son conocidas por la capacidad de suprimir el crecimiento del hongo in vitro y han sido empleados directamente. En este trabajo se observo que pueden ser utilizados directamente en suelo y que pueden mostrar otras actividades como lo fue la función fitorreguladora. Las cepas que se aislaron mostraron estas 2 actividades, fitorreguladora y fungicidad.

Leer nota completa

México prohíbe a Monsanto la siembra de soya transgénica

La Suprema Corte suspende temporalmente el cultivo del producto en Campeche y Yucatán, al sureste del país La Suprema Corte mexicana (SCJN) invalidó el permiso que el Ejecutivo mexicano había otorgado a la compañía Monsanto para producir soya transgénica en el sureste del país. La autorización, no obstante, ha sido suspendida solo temporalmente: la SCJN ha pedido que se organice una consulta entre los miembros de las comunidades indígenas afectadas en Campeche y Yucatán. El argumento que dio por bueno la Corte fue que el permiso otorgado por Sagarpa, la instancia que depende del Ejecutivo mexicano para estos asuntos, no tomó en cuenta el derecho de consulta que tenían las comunidades indígenas que han resultado perjudicadas. El cultivo de soya transgénica en estas regiones afecta la producción de miel en esta región —de la cual, el 90% se exporta a Europa—. Una sentencia de la Unión Europea en 2011 interrumpió la venta del producto porque presentaba trazas de polen genéticamente modificado y fue entonces que los apicultores decidieron promover el recurso legal que se resolvió el miércoles. La Corte mexicana ha ordenado que se detenga de inmediato la siembra de soya en 253.500 hectáreas, cuyos permisos fueron otorgados el 11 de mayo de 2012, todavía durante la presidencia de Felipe Calderón Hinojosa, el antecesor de Enrique Peña Nieto. Durante el Gobierno de Calderón, pese a la sentencia que ya había emitido la UE, se aprobó la siembra de más de 30.000 hectáreas de soya transgénica (el anterior permiso era para 7.200). Los detalles de la decisión • Monsanto cultivaba soja transgénica en casi 254.000 hectáreas en el sureste de México. • Más de 25.000 familias han sido afectadas por el permiso otorgado al gigante agricultor. • El fallo tiene efecto hasta que se organice una consulta entre las comunidades afectadas. • México exporta el 90% de su miel a Europa y aporta el 10% de la producción al mercado mundial. • El cultivo de soja en la región perjudica la calidad y el sabor de la miel La Constitución mexicana y la declaración de Naciones Unidas sobre seguridad de los Pueblos Indígenas obligan a los Gobiernos a consultar e informar a los apicultores y agricultores afectados antes de una decisión de este tipo. En el caso del Gobierno mexicano, según ha fallado la Corte Suprema, no fue así. El cultivo de la soya transgénica afecta porque el insecto que se dirige a polinizar encuentra antes los cultivos genéticamente modificados y los transmite más tarde a la miel. Su sabor es particularmente especial debido a la cantidad de flores y frutos, lo que le da un sabor particular que resulta afectado por el producto de Monsanto. Los afectados por la siembra de la soya transgénica suman más de 11.200 productores y es el sustento de cerca de 25.000 familias. En la región se producen, cada ciclo, unas 10.000 toneladas de miel. México aporta el 10% de la venta de miel en todo el mundo. Tras el fallo, algunos miembros de las ONG que representan a las comunidades indígenas (como Greenpeace, Indignación y LITIGA OLE) señalaron que además de los perjuicios económicos que tiene la siembra de la soya transgénica en la región, la presencia del herbicida Glifosato representa un riesgo para la población por considerarse una causa de cáncer. El abogado de las comunidades indígenas, Jorge Fernández, señaló también que la decisión de la Corte no contempla los daños al medioambiente que causan las actividades de Monsanto en esta región del país. Monsanto respondió a través de un comunicado que respeta la decisión de la Corte y que espera el desarrollo de la decisión. CO

Leer nota completa

La Sociedad Mexicana de Producción Orgánica AC (Somexpro) y la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (Ifoam)

Por: Cultura Orgánica Unen esfuerzos para impulsar el desarrollo del sector orgánico mexicano, así lo informó Homero Blas Bustamante presidente de SOMEXPRO, dijo que en el marco del Congreso Mundial Orgánico realizado los días 13 al 15 de octubre del presente año en Estambul Turquía, donde se reunió con directivos de IFOAM y concretando el compromiso con la firma de un convenio entre ambas instituciones. Homero Blas Bustamante informó que en una primera etapa IFOAM apoyará en una revisión de los lineamientos para la Operación Orgánica mexicana con la finalidad de analizar las perspectivas de reconocimiento internacional y también para que México ingrese al grupo de estándares de IFOAM, dijo también que SOMEXPRO es miembro pleno de IFOAM y en ese marco también hay una serie de compromisos para el impulso en general de la agricultura orgánica en México. Homero Blas enfatizó que México tiene un gran potencial y puede ser líder mundial en producción orgánica, por lo pronto –dijo- “nuestro país ocupa el tercer lugar mundial en número de productores orgánicos, después de India y Uganda”, adicionalmente el trabajo de coordinación entre SOMEXPRO y la SAGARPA ha resultado en el marco regulatorio completo en un 95%, sin embargo, el presidente de SOMEXPRO, explicó que entre los rubros en que hace falta definir jurídicamente es en el procedimiento nacional para la Certificación Participativa, pero que en ello se tiene ya un convenio entre SENASICA/SAGARPA y SOMEXPRO para que a más tardar en diciembre del presente año este rubro se tenga trabajado con los pequeños productores y consumidores organizados en México. Finalmente el también productor orgánico, Homero Blas, dijo que con IFOAM se colabora en el fortalecimiento de una Red Mundial de Productores Ecológicos en la cual México juega un papel importante por el número de productores en el país, pero también implica trabajo interno en México para fortalecer la participación de los pequeños productores en los procesos nacionales e internacionales, en este sentido –dijo- se reunirán nuevamente la Red Internacional de Productores en India en 2017 para evaluar avances en cada país. CO

Leer nota completa